Tianguis en la zona maya reducen la contaminación y ayudan a la economía

InicioChetumalFelipe Carrillo PuertoTianguis en la zona maya reducen la contaminación y ayudan a la...

"Esta actividad económica ha propiciado mantener el flujo continuo de los recursos de modo que puedan seguir utilizándose con provecho una y otra vez"

La venta de ropa de segunda mano ha ayudado a reducir la contaminación y huella de carbono, además ha ayudado a al economía.

Darío Gutiérrez Rueda, activista ambiental en el centro de Quintana Roo, sostuvo que últimamente el consumo de ropa de segunda mano se ha vuelto importante, cada vez son más las personas que de forma directa o a través de tianguis se hacen de unos pesos extras, pero promueven su uso.

«Esta actividad económica ha propiciado mantener el flujo continuo de los recursos de modo que puedan seguir utilizándose con provecho una y otra vez, sin que pierdan valor, por un tiempo estimado, el cual es completamente importante y de aplaudir, porque general conciencia» expresó.

Según cifras del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, hacer un jean requiere de 7 mil 500 litros de agua, lo que saciaría la sed de una persona durante siete años. Además, en todo el proceso (desde producir el algodón hasta transportarlo a la tienda) se emiten 33,4 kilogramos de carbono.

La venta de ropa de segunda mano ayuda al planeta

Expresó que ante esa problemática que se vive a nivel mundial, es necesario, seguir generando conciencia en la población, como evitar la compra excesiva de prendas, zapatos y bolsos, más que lo ideal, además de reutilizar y donar, como parte de las acciones que se necesitan.

“Sólo hay que pensar en una camiseta que será usada únicamente un par de veces antes de ser desechada junto con todo el plástico o cartón del envoltorio en que fue entregada, a eso le sumamos miles de personas, que a la larga se convierte en una contaminación latente en el mundo”, dijo.

Sostuvo que hoy en día, en México la ineficiencia en el uso de los recursos económicos y naturales no es controlada, ni sancionada, el cual lo convierte en un incentivo perverso que favorece el desperdicio de importantes recursos, como el agua; pero la presencia de tianguistas, vendedores de paca, en cierto modo favorece.

Síguenos en

Síguenos en

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO