Plantacción: Levadura de cerveza (Saccharomyces cerevisiae)

hace 5 días
Plantacción: Levadura de cerveza (Saccharomyces cerevisiae)

Víctor Hugo Lizama Morales/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Hay productos de moda y otros que quedan un poco olvidados. Este es el caso de la levadura de cerveza que muchas personas de 40 años para arriba recordamos, pues nuestros padres solían dárnosla en forma de comprimidos.

Comentábamos con nuestro estimado amigo Sergio Grosjean que este producto, junto con el hígado de res desecado (Protoliber) y el Cevalín, era la recomendación para los que hacían algún deporte, sobre todo el gimnasio.

Hoy en día, aunque el Internet dice que la levadura de cerveza se consigue en cualquier tienda naturista, en nuestra ciudad de Mérida no aplica. Si la tomamos de manera natural es un tanto amarga. Quizás la forma más práctica es consumirla en forma de pastillas o cápsulas y se consumen 2 en cada comida.

Sus propiedades son varias. La levadura de cerveza es, pues, la mejor fuente que puedes tener de vitamina B. Sin embargo, la vitamina B no puede almacenarse en nuestro organismo, es soluble, de ahí que debamos obtenerlos de nuestros alimentos. Contiene buena cantidad de ácidos grasos insaturados y lecitina, por esto es un recurso primordial para bajar nuestro nivel de colesterol y triglicéridos. Es muy indicada para personas que tengan anemia y que necesiten vitaminas o proteínas. Para los deportistas esta es una fuente natural de energía.

Como suplemento alimenticio nos provee de fosfatos, potasio y magnesio. También hierro, cobre, zinc, manganeso, níquel, sílice y cromo. Su aporte de minerales, proteínas y vitaminas hacen de ella un complemento alimenticio básico para las personas que padezcan síndrome de fatiga crónica. La levadura de cerveza no contiene azúcares, es baja en sodio y contiene un alto nivel nutricional para compensar la dieta de todas las personas que presenten diabetes e hipertensión.

Para los casos de hipotiroidismo es muy adecuada para recuperar la normalidad de esta glándula y sus funciones básicas. No debe confundirse la levadura que usan los panaderos con la que podemos consumir que ha sido secada a altas temperaturas y no fermenta. Si consumimos la del panadero nos provoca dolores gastrointestinales. Frascos de 80 cápsulas disponibles en CASA 14 (calle 60 x 59 y 61 Centro de Mérida) Mi correo es: [email protected]

 

 

 

Pecho a pechito: una semana más y contando
Pecho a pechito: una semana más y contando

Dicen que dicen de La Chiquis
Dicen que dicen

Cerrar