Enigmas: el fantasma que cargaba una ‘pita’

hace 8 meses
Enigmas: el fantasma que cargaba una ‘pita’

El señor que se le apareció en la carretera a un repartidor de abarrotes tenía un sombrero similar al de la foto.

Jorge Moreno/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Con cierta frecuencia me preguntan por qué hay tantas apariciones fantasmales en las carreteras, las respuestas podrían ser varias, las dos principales son que tan sólo en los tramos carreteros de Yucatán ha habido miles de muertes ya sea en accidentes o en otras circunstancias en las últimas décadas y además, el hecho de que una persona al estar atenta manejando mirando hacia el frente es más probable que vea algo inusual en su camino.

De hecho en esta sección hemos publicado muchos reportes de personas que han visto fantasmas en una gran cantidad de carreteras e incluso el Anillo Periférico de Mérida, y todos ellos tienen algo en común: siluetas difuminadas, levitando, a un costado de la carretera o bien cruzando, que de pronto desaparecen. En contadas ocasiones, el ser del “más allá” ha interactuado con el conductor del auto.

Sin embargo, hoy les presento un caso que me llegó hace unas semanas y que me sorprendió bastante pues de cierta forma rompe con los moldes o casos típicos como los que les acabo de mencionar.

Se trata de una persona de nombre “Gerardo” que por cuestiones de trabajo me comentó que prefiere que no publique sus apellidos, su relato es el siguiente:

“En mi trabajo de repartidor viajo al interior del estado al menos dos o tres veces a la semana, en una camioneta hago entrega de productos de abarrotes, a pesar de que llevo varios años en esta labor nunca me había pasado nada relacionado con un fantasma aunque compañeros y amigos que se dedican a lo mismo me habían platicado ya varios casos que a ellos les había pasado”.

“El caso es que a mediados del año pasado me mandaron a la ruta de Tekax, y ya de bajada fui a visitar a unos tíos que tengo en Oxkutzcab, ahí comí y platiqué un buen rato con ellos pues hacía tiempo que no los veía; cuando me di cuenta ya había pasado más de dos horas y como estaba atrasado emprendí de inmediato el retorno a Mérida y decidí venir por un atajo que hay por Abalá, para bajar por Periférico sur”.

“Para eso ya eran poco más de las seis de la tarde, no estaba tan oscuro, cuando pasé por una comisaría de Sacalum cuyo nombre no recuerdo (por el rumbo que tomó se refiere a Huayalceh) vi de pronto en una pequeña curva a un señor que tenía en su mano una pita (bolsa) y que caminaba muy lento, jamás pensé que fuera algo relacionado con un fantasma pues se veía como una persona normal, más bien me dio pena de que pudiera tener un accidente y lo atropellaran”.

“Pero para mi gran sorpresa, no había yo avanzado ni dos kilómetros y lo vi de nuevo en el camino, era imposible, lógicamente no podía ganarme e ir más rápido que yo, no me detuve solo me sentí nervioso y a los cinco minutos de nuevo ¡me pasó lo mismo! Lo vi más adelante casi a la llegada al pueblo”.

“La verdad ya no quise detenerme ni averiguar quién era o porque se me apareció, confieso que me dio mucho miedo y en todo el camino de regreso a Mérida fui a menos de sesenta por hora, pues tenía temor de verlo de nuevo o que se me atravesara, sé que fue un fantasma, ¿de quién? No lo sé, ni quiero averiguarlo, solo sé que respeto mucho ese tipo de cosas y lo tomo más enserio cada vez que alguien me platica sobre alguna experiencia paranormal”, finalizó.

Por otra parte, les recordamos que la promoción del “dólar de la suerte ritualizado” que anunciamos ayer continúa el día de hoy,  sólo manda un mensaje de texto o de whatsapp con la leyenda “lo leí en de peso dólar” al (999) 1851703 y se te dará a mitad de precio.