Mucho ruido y nada de carne

InicioRiviera MayaPlaya del CarmenMucho ruido y nada de carne

Irelis Leal / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Un compa atropellado por un taxista en el Arco Vial movilizó a las autoridades ayer a las 3:45 de la madrugada; sin embargo, el accidente fue puro ‘chou’, pues cada involucrado contó su versión y a final de cuentas nadie resultó ni herido ni ‘entambado’.

Quejándose de dolor en las ‘patrullas’ y señalando que un taxi lo atropelló llegó un borrachín con su ‘cuaderno’ a una gasolinera en la calle diagonal 85 con Arco Vial pa’ llamar al 911 e informar que el taxista del Volkswagen Gol número 507, matrícula 12-14-TRW, le lanzó la nave.

Según el afectado, acompañado de un ‘amigocho’ abordó la maquinita de hacer monedas en el Centro para ir a su ‘cantón’, pero el taxista los llevó a otro lado cobrándoles un pasaje excesivo, por lo que molestos bajaron y cuando quisieron irse el ruletero machucó a uno de ellos para luego escapar.

Sin embargo, según el ruletero, ubicado por los ‘azulejos’ por la calle 3 Sur, el par de borrachos abordó su nave y le pidieron que los llevara a ver unas chamaconas dedicadas a la chamba más antigua de la humanidad, por lo que los trasladó a varios sitios, pero como las nenorras no fueron del agrado del exigente par, se pusieron de malas y cancelaron la búsqueda.

Al llegar al Arco Vial con avenida 85, los pasajeros pidieron bajar y el taxista les cobró tres viajes por las paradas hechas, los indignados ‘chupirules’ azotaron la puerta y pagaron lo que consideraron justo, lo cual enchiló al de la flema turquesa, quien le dio un tallón al más grandote para luego meter turbo y escapar.

Al contar cada quien su versión, y como era más novela que nada, los involucrados se dieron la manita y cada quien se regresó a sus ‘bisnes’, sin saberse quién fue el bueno o el malo de la historia.

Síguenos en

Síguenos en

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO