¿’Vic-tes’ que pasa por manejar ‘pedro’?

hace 2 semanas
Para evitar que la dueña de una nave, con la que chocó lo mandara al ‘bote’, un ‘agüelito chupirul’ le puso los ‘ojitos’ del ‘Gato con Botas’ para que lo perdonara.

Para evitar que la dueña de una nave, con la que chocó lo mandara al ‘bote’, un ‘agüelito chupirul’ le puso los ‘ojitos’ del ‘Gato con Botas’ para que lo perdonara.

Pedro Hernández / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Un accidente ocurrido en esta capital causó pánico entre vecinos y espectadores, ya que vieron cómo un ‘chuchulito’, de más de 60 años, salió volando del triciclo de carga que conducía, luego de que un cochecito lo ‘prendió’ de un guamazo sobre la Calzada del Centenario, entre Ramón Corona e Ignacio Manuel Altamirano; además de que un taxista estuvo a un ‘tris’ de pasarle encima las llantas de su nave, aunque al final lo evadió y no lo mandó al más allá.

Los hechos ocurrieron a las 4:30 de la tarde de ayer, en la referida dirección, cuando don Víctor R.C. le daba a la pedaleada en su triciclo de carga amarillo, con dirección de sur a norte sobre la Calzada del Centenario,  pero como iba bien ‘pedocles’, se metió sin avisar en el carril izquierdo, justo en el momento en que pasaba un Chevrolet Aveo gris, plaquetas de circulación USR-851-E, y ¡tómala!, lo prendió el carrito.

La conductora del Aveo aseguró que hizo hasta lo imposible para no partirle su ‘mandarina’ en gajos al tricicletero, pero como este iba bien ‘chupirul’, continuó metiéndose en el trayecto de la chafireta, hasta que terminaron colisionando.

El ‘ingadazo’ envió al pavimento a don Víctor, quien tras el aporreón de ‘puerquecito’, se quejó de fuerte dolor en la ‘chola’, ya que, según aseguró, le despedazaron la cabeza, por lo que llamaron a un ‘chillona ‘para que lo revisaran.

‘Ponecuritas’ de Emergencias Médicas de Bomberos (EMB) llegaron de boleto y tras darle la ‘manoseada’ de rigor, descartaron que el don tuviera alguna lesión de gravedad.

Entonces, los ‘tranchitos’ se acercaron a don ‘Vic’ y le dijeron que buscara la forma de arreglarse con la damita del Aveo, ya que, de acuerdo con sus peritajes, él resultó responsable del guamazo por invadir el carril y para colmo, ir bajo los influjos del alcohol.

Así que el ‘agüelito’ miró a la conductora del Aveo con los ojos suplicantes del ‘Gato con Botas’ y le tocó el corazón, puesto que la ‘chicuela’ respondió que no pediría lana para la reparación de su nave, además de que quería que se arreglaran en el lugar de los hechos.