¡Qué ‘malix’ suerte!

hace 2 meses
José Caamal Cetina fue trasladado al Hospital General luego de arrollar con su motocicleta a un perro que se le atravesó en su camino.

José Caamal Cetina fue trasladado al Hospital General luego de arrollar con su motocicleta a un perro que se le atravesó en su camino, por lo cual azotó sobre el pavimento de la avenida Nicolás Bravo.

Jorge Uc / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Un motoneto aporreó su esqueleto luego de arrollar un can que se le atravesó cuando circulaba en los límites de los fraccionamientos Nueva Generación y Caribe.

A las 11:40 de la mañana de ayer, José Caamal Cetina galopaba a todo lo que daba su ‘potranca’ Italika FT125 plateada, matrícula RDN2K, sobre la avenida Nicolás Bravo, pero al llegar a la calle Bermuda un pequeño perro le salió al paso y lo arrolló, por tal motivo perdió el control de su unidad y terminó arrastrando sus cueritos sobre el pavimento.

Paramédicos de la Cruz Roja acudieron para darle los primeros auxilios, y tras empaquetarlo lo trasladaron al Hospital General para escanear su ‘puerquecito’ y así determinar la gravedad de las lesiones recibidas, pues se quejaba de fuertes dolores en las costillas.

En tanto, unos morritos pusieron al ‘callercan’ bajo la sombra de un árbol sobre la calle Bermudas, debido a que sufrió fractura de cadera y patas delanteras.

Peritos de Tránsito se hicieron cargo de hacer las diligencias correspondientes y al enterarse que el percance ocurrió por la invasión de un perro en el carril del jinete motorizado, decidieron entregar la ‘yegüita’ a la esposa de ‘Chepe’ para luego retirarse del sitio.

Una tortuga arribó a la playa para desovar pero quedó atascada en una zona rocosa y murió.
Murió un quelonio

Quién sabe cómo diablos fue que se les pasó volando el tiempo a dos vatos que paseaban en el Parque Kabah.
‘A-Kabah-ron’ encerrados

Cerrar