La tercera fue la vencida

hace 2 semanas
Muerto

Tras las indagatorias en torno al suicidio del ex entrenador de fútbol de las Aguilas de Barrio Bravo, Gonzalo Vázquez, se supo que murió por asfixia por suspensión y su esposa reveló que la última vez que lo vio se despidió de ella, le dio un beso en la frente y le dijo que se mataría, además reveló que el occiso intentó quitarse la vida en dos ocasiones previas.

Jorge Uc/De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- La necropsia realizada al cadáver de Gonzalo Vázquez Cupul, de 45 años, quien se suicidó por la vía del ahorcamiento en un área verde de la colonia Barrio Bravo el pasado martes, reveló que falleció de asfixia por suspensión; su ex esposa confirmó que se despidió de ella con un beso en la frente y le dijo que se mataría, desafortunadamente, lo había intentado dos veces anteriormente y esta vez lo logró.

La autopsia además reveló que el comerciante de kibis y ex entrenador de fútbol tenía tres días de haber fallecido, por lo que se presume que se ahorcó el pasado 30 de julio 2017, justo cuando fue reportado por su familia como desaparecido.

El martes a las 11:40 de la mañana, Juana Antonio Diego, de 45 años, señaló que acudió a buscar cocos a donde antes era el campo de fútbol del Club Aguilas de Barrio Bravo, y encontró el cuerpo de Gonzalo hincado y con una cuerda enredada en su cuello, la cual estaba atada a la rama de un árbol, por lo que asustada salió a pedir ayuda a sus vecinos para que llamaran a la Policía.

La ex esposa del occiso, Verónica G.C, dijo que hace siete meses se separó de él por su adicción al alcohol, y el domingo, sin referir la hora, Gonzalo fue a verla para despedirse de ella, le dio un beso en la frente y le informó que se mataría, pues en dos ocasiones ya había tratado de hacerlo pero sin conseguirlo. El cuerpo ya fue entregado a sus familiares.

Conn armas
En manos ‘federicas’

Un señor de la tercera edad estaba chambeando en la construcción de una palapa, pero en un descuido casi cae al vacío.
Resbalón sin azotón

Cerrar