Cero y van cinco

Ángel Euán / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Los chafiretes continúan en el ojo del huracán de sangre del crimen organizado, pues en esta ocasión fue encontrado sin vida el cuerpo del yucateco Diego Miguel Maldonado Alejos, de 49 años, cuyo cuerpo estaba envuelto en dos bolsas negras y maniatado con sogas. El ahora occiso fue hallado por padres de familia que llevaban a sus hijos a una escuela particular. Es importante mencionar que es el quinto taxista ejecutado.

Ayer a las 7:35 de la mañana se activó el código rojo al recibir el pitazo del hallazgo de una persona embolsada sobre la calle 2 entre las avenidas 125 y 130 de la colonia Ejidal, motivo por el que se requería la presencia de una ‘chillona’.

El cadáver se hallaba en posición decúbito ventral en el interior de dos bolsas negras que le cubrían desde la cabeza hasta la cintura, y de la cadera a los pies; a la altura de los antebrazos y pantorrillas tenía dos sogas blancas, y otra amarilla en el abdomen.

Las primeras versiones refieren que dos hombres que iban a bordo de una troca negra lo tiraron desde la batea, dejándolo junto a una palmera, y de volada desaparecieron como por arte de magia.

Los familiares de Diego dieron a conocer que anteayer a las 5:00 de la tarde salió a chambear; sin embargo, no regresó a su domicilio, motivo por el cual dieron parte a las autoridades.

Hora y media más tarde del hallazgo del cuerpo, vía 911 se reportó la localización del taxi 136 Nissan Tiida, placas 87-78-TRV, propiedad de don Diego, sobre el Bulevar Playa del Carmen, a la altura del hotel Tres Ríos. Las cuatro llantas fueron ponchadas con algún objeto punzocortante.

Tanto la unidad como el cadáver fueron enviados a las instalaciones de la Vicefiscalía General de Playa del Carmen, para que el personal del Servicio Médico Forense (Semefo) realice las pruebas periciales necesarias.

Síguenos en

Síguenos en

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO