A la altura de Paamul, el chofer perdió el control de su nave tras estallarle una llanta y chocó contra un poste de alumbrado público.

Redacción / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Un sujeto que transitaba sobre la carretera federal 307, a la altura de Paamul, se llevó el susto de su vida, luego de que una de las llantas de su nave explotó, por lo que perdió el control del volante, se proyectó contra el camellón central y se llevó de corbata una luminaria, dejando su cochecito despedazado.

Los hechos ocurrieron a eso de las 12:00 de la tarde de ayer, cuando un ‘ñor’, al mando de su Chevrolet Astra azul, plaquetas TXR-56-93, circulaba en el tramo Playa del Carmen-Tulum.

Cuando llegó a la referida población se le reventó el neumático delantero derecho, por lo que se le ‘desbocó’ el vehículo y se fue a impactar contra un poste de alumbrado ubicado en la guarnición de la vía, dejando su unidad prácticamente dada en la eme.

Trabajadores de Servicios Públicos que estaban instalando luminarias en la zona, que vieron todo el ‘ingadazo’, se aproximaron de ‘boleto’ y ayudaron al chofer a salir del carro.

Después pidieron apoyo de la Policía Federal por medio del número de emergencias 911, afortunadamente el chafirete salió ileso y no se requirió la presencia de una unidad médica.

A la zona llegaron los ‘federicos’, quienes, con apoyo de una grúa, liberaron la vía; el hombre llamó a su aseguradora para que fueran a echarle la mano; los ajustadores llegaron de boleto y como se comprometieron a pagar los daños, el ‘chofi’ evitó que se lo llevaran al ‘hongo azul’.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí