dp3
A dos años de sobrevivir a un arponazo en la cabeza, Manuel Can cayó en el alcoholismo y vive en el parque de la colonia Lagunitas.

Redacción/De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Manuel Can Ramírez, de 43 años, quien hace dos años sobrevivió a un arponazo en el cráneo, duerme a la intemperie, en el parque de la colonia Lagunitas; como es adicto a las bebidas embriagantes, su familia busca ayuda para internarlo en un centro de rehabilitación, ya que recientemente escapó de un asilo de ancianos.

El 23 de junio de 2016, Manuel, mejor conocido como ‘La Tucha’ (mono en maya), fue encontrado, junto con un malandro, R.L.G., en un paraje solitario de la carretera a Pulticub, con heridas en la cabeza que, posteriormente se comprobaron, fueron provocadas con un arpón.

Aunque ‘La Tucha’ sobrevivió, estos dos años se dedicó a ‘chupar’ alcohol todos los días, pues, según dijo a De Pe-Social un joven, cuya esposa es sobrina de Manuel, que a este lo abandonó su familia, y como sus hermanos no se ocupan de él, adoptó el parque de la colonia Lagunitas como su segundo hogar.

Los vecinos, que confirmaron que Manuel duerme a la intemperie, en su silla de ruedas, y que sus pocas pertenencias las cuelga en un árbol y el calzado, lo deja en el piso; pidieron a las autoridades ayudarlo urgentemente, ya que, al parecer, fue olvidado por su familia y requiere de atención médica.

Manuel no sufrió secuelas por la lesión en la cabeza, pese a que el arpón le atravesó el cráneo, entró por la frente y salió por la nuca, narró cómo gente encapuchada lo levantó cuando paseaba por Mahahual, junto con R.L.G., en una Dodge Ram dorada, placas de Chihuahua DZ-60-636, y los llevaron hasta un paraje solitario cerca de Pulticub, donde los enfierraron.

Dijo que quisiera tener una casa donde vivir, pero no puede caminar y se ve imposibilitado para trabajar, en ocasiones, los vecinos le regalan dinero, con lo que compra comida, y lo que le sobra lo invierte en su ‘pachita’ de ‘cachorro’, para olvidar sus penas, pues se siente solo, pese a que su familia vive cómodamente.

Por su parte, la media hermana de ‘La Tucha’ contó a De Pe-Social que, después del intento de ejecución, cada miembro de la familia acordó cuidarlo por temporadas, pero Manuel no ha querido y aunque lo ingresaron en un asilo de ancianos, recientemente escapó.

Por ello, piden ayuda a las autoridades para que, de ser posible, a su hermano lo internen en un centro de rehabilitación, pues a diario su salud se deteriora y la lesión en la cabeza podría provocarle una recaída, por lo que esperan recibir el apoyo para que ‘La Tucha’ se rehabilite y sea un hombre diferente.

Estimado lector, si conoces a alguien que requiera apoyo, nosotros te visitamos y tu historia se publicará los miércoles de cada semana en la sección De Pe-social, para contacto directo al número 983-132-20-51, al correo [email protected] o déjanos un mensaje en la cuenta oficial De Peso en Facebook, estamos para servirte.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí