José quedó lleno… de balas

hace 5 meses
ejecutado

José Sandoval Velazco acabó como coladera cuando sicarios lo rociaron de balas sobre la Ruta 4.

Luis Hernández/De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Como coladera dejaron a un ‘paisa’ ayer en la noche, cuando se disponía a echar unos ‘taquiwis’ sobre la avenida Francisco I. Madero (Ruta 4), hasta donde unos chacales llegaron para tirarle plomo, y  así sin armar tanto ‘pancho’ huyeron con rumbo desconocido sin que ni una ‘trulla’ llegara a hacer el apañe.

Fresco como una lechuga José Sandoval Velazco y una morra llegaron a un puesto ambulante ubicado en la Ruta 4 con calle 3, en la supermanzana 67, donde pidieron su cena sin imaginar que segundos después llegarían al menos dos sujetos a bordo de un ‘corcel’ de acero para echarle al menos seis balazos.

Lo antes dicho se vivió a eso de las 8:25 de la noche y una vez que las ‘nenas’ del 911 tuvieron conocimiento de lo sucedido, enviaron a toda la bola de ‘azules’ así como de ministeriales y ‘cruzrojitos’, quienes confirmaron que ya había entregado el equipo a San Pedro.

Se presumió el ejecutado tenía impactos en tórax y cabeza, por lo que su muerte fue instantánea, así que los ‘ministeriosos’ pasaron el chisme a los peritos del Servicio Médico Forense (Semefo), quienes se encargaron de levantar indicios y el cuerpo, para realizar la necropsia de ley.

Chismes del rumbo, señalaron que al occiso se le conocía como ‘El Pelón’, un tirador de droga de la colonia, por lo que esto hizo pensar a la justicia que todo se trató de un ajuste de cuentas entre las células del mal.

Aunque la ‘liga de la justicia’ peinó la zona y supermanzanas aledañas, los sicarios no fueron encontrados y así una vez más lograron burlar a la ley sin dejar rastro alguno.