En el lugar se dejaron caer ‘milicos’ y municipales, estatales no, pues se fueron a Playa del Carmen, y en el lugar agarraron a dos tipos que manipulaban las pertenencias del occiso.

Redacción / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- De por lo menos cuatro plomazos en tórax y brazos fue ejecutado un hombre que acababa de bajar de llegar a la terminal marítima Ultramar, ubicada sobre la avenida José López Portillo, en Puerto Juárez, donde fue interceptado por dos matones cuando caminaba a la salida para tomar un taxi.

Fue a las 9:50 de la noche, que el número de emergencias, recibió varias llamadas que reportaban el estruendo de un arma de fuego, por lo que de inmediato efectivos de la Policía Militar y Municipal, así como elementos de la Secretaría de Marina se dejaron caer en el lugar.

Al arribar al sitio, las autoridades encontraron un hombre de aproximadamente 30 años, tirado boca abajo, el cual vestía pantalón de mezclilla azul, playera guinda y botas color caqui, quien presentaba varias heridas producidas por arma de fuego, por lo que de inmediato solicitaron una ambulancia.

En menos de lo que canta un gallo, paramédicos de la Cruz Roja, arribaron al lugar de los hechos, para brindarle los primeros auxilios, pero la víctima ya caminaba hacia la luz al final del túnel, por lo que el caso fue turnado a las autoridades ministeriales.

Cabe mencionar que al arribo de la ‘señora justicia’, un par de fulanos fueron sorprendidos manipulando las pertenencias del occiso, por lo que fueron detenidos para platicar largo y tendido con los agentes ministeriales, pa’ saber si no tuvieron nada que ver con el asesinato.

Al final llegó personal de Servicios Periciales para procesar la escena del crimen y trasladar el cadáver en calidad de desconocido al Servicio Médico Forense.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí