En la región 225 un hombre con discapacidad fue baleado y sus familiares lo trasladaron al hospital; en tanto, en la 90 otro sujeto atacado con ‘fusca’ perdió la vida.

Redacción / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Dos hechos violentos casi de manera simultánea se registraron ayer por la noche en diferentes puntos de la ciudad, entre estos el caso de un minusválido que fue baleado frente a su ‘cantón’, mientras que en el segundo evento un hombre falleció tras ser atacado a balazos por hombres armados.

El primer suceso ocurrió a eso de las 7:21 de la noche de ayer, cuando un discapacitado que miraba las estrellas afuera de su jacalito, ubicado en la supermanzana 225, manzana 40, fue plomeado por sujetos armados que se transportaban en una carro, los cuales pasaron frente a su chante y desde el vehículo en movimiento le dispararon sin que le diera tiempo de hacer algo.

El lesionado fue socorrido por su familia, la cual se lo llevó de volada al Hospital General para que fuera atendido antes de que colgara los tenis, momentos más tarde llegaron ‘cuicos’ de todos los sabores y colores para encargarse de las investigaciones correspondientes.

El segundo hecho sangriento se registró a las 7:30, cuando un paisano fue enviado directo y sin escalas con San Pedro por dos sicarios que llegaron a bordo de una motocicleta, y le soltaron una lluvia de plomo a su víctima en la supermanzana 90, en las inmediaciones de la Iglesia del Carmen.

Al escuchar el ruido de los disparos, los vecinos salieron de sus ‘madrigueras’ para enterarse de lo que había ocurrido y se percataron que se trataba de un paisano al que se habían escabechado dos sujetos armados que se movían en una mulita de acero.

Al ver al hombre tirado sobre la banqueta, rápidamente los colonos solicitaron una ambulancia al número de emergencias 911, y señalaron a las operadoras que el lesionado estaba sobre un charco de sangre; a los pocos minutos llegó una ‘chillona’ de la Cruz Roja, pero los paramédicos únicamente confirmaron que el sujeto ya había partido al otro barrio.

Policías municipales llegaron también al lugar, los cuales sacaron su cinta y acordonaron el área para quesque preservar la escena del crimen, posteriormente con una lámpara los ‘cuicos’ inspeccionaron el sitio y localizaron varios casquillos percutidos, los cuales fueron marcados como indicios.

Algunos vecinos fueron entrevistados por la Policía Ministerial, pero únicamente contaron que los empistolados se transportaban en una motocicleta sin especificar el tipo de unidad y características de los presuntos asesinos.

Peritos criminalistas llegaron más tarde para procesar la escena del crimen, se encargaron de inspeccionar el cadáver de un hombre de entre 30 y 35 años, el cual vestía pantalón de mezclilla azul, playera a rayas, tenis blancos y una gorra blanca con visera negra.

Los peritos también se encargaron de levantar los casquillos percutidos y finalmente hicieron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo al Servicio Médico Forense (Semefo).

La motocicleta del occiso fue asegurada por los ‘ministeriosos’, la cual fue trasladada por elementos de la Fiscalía General del Estado, para las investigaciones correspondientes.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí