Karla fue detenida 17 días después del homicidio de su pareja sentimental, el 19 de marzo de 2017, junto con su hermana Luz Gabriela, apañada en agosto de ese año en Cancún, imputada por el mismo delito.

Redacción/De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- A más de dos años de haber ingresado a prisión, Karla Blancas Pizaña, ex gerente de Liconsa, salió del Cereso al obtener el beneficio del resguardo domiciliario, mientras concluye el proceso penal en su contra por el delito de homicidio.

En audiencia realizada ayer por la mañana en el Juzgado Penal Oral de Chetumal, el juez de control ordenó el cambio de medidas cautelares, tras haberse cumplido los dos años de prisión preventiva desde el pasado 5 de abril.

Con la resolución legal anterior, la ex gerente de Liconsa en la entidad concluirá su proceso en su domicilio, en donde deberá someterse por obligatoriedad a la utilización de un brazalete electrónico.

Con ese dispositivo, las autoridades penales tendrán la ubicación exacta vía GPS, y en caso de violar la medida cautelar se procederá a su detención.

En la audiencia oficial se dio a conocer que este beneficio se retrasó debido a diferentes situaciones durante el periodo que estuvo en prisión Karla Blancas.

De igual forma se dio a conocer por las autoridades que el 24 de junio inicia la etapa final del caso por homicidio, y al término de las diligencias legales se debe emitir una sentencia condenatoria o absolutoria.

Los defensores de la imputada en el homicidio de Marco Aurelio Gutiérrez Vélez, ex coordinador de mercados públicos del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, no quisieron hablar sobre el tema.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí