Clausuran ‘narcotiendita’

hace 4 meses
Asegurado

Lo que parecía una casa común y corriente, resultó ser un expendio de ilegales ‘piedrulces’, que según los vecinos ha sido administrado por todos los miembros de la familia.

Pedro Amador/De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Tras varias denuncias anónimas, personal de la Fiscalía General del Estado Especializada para la Atención de Delitos Contra la Salud, acompañados de elementos del Ejército Mexicano, catearon una vivienda en la que según los vecinos vendían ilegales ‘piedrulces’.

Eran las 8:30 de la mañana de ayer cuando los ‘milicos’ se estacionaron sobre la Calzada del Centenario con Ignacio Manuel Altamirano, los cuales al recibir la ‘batiseñal’ se reunieron con una docena de elementos de la Fiscalía con pasamontañas, quienes viajaban a bordo de una camioneta Chevrolet gris sin placas.

El convoy se dirigió a la calle Ciricote entre Francisco J. Mújica y Heriberto Frías, en la colonia Del Bosque, donde llamaron a la puerta pero nadie contestó, por lo que utilizando una escalera de aluminio ingresaron al domicilio, brincaron la reja y se introdujeron a la casa, forzando candados para poder entrar.

Con la orden de cateo firmada por un juez, los uniformados revisaron cada uno de los rincones de la casa, logrando encontrar 21 dosis de cocaína en piedra; sin embargo no había ni un alma, ya que al parecer les dieron el pitazo de que iban por ellos y pusieron pies en polvorosa.

La diligencia tardó alrededor de dos horas; los fiscales realizaban el trabajo, mientras los militares mantenían cerrada la calle para evitar que curiosos se acercaran.

Los vecinos coincidieron en que ya era hora de que les pusieran un alto a las personas que habitaban dicha casa, ya que es un secreto a voces que allí se venden enervantes.

“De que tengo conocimiento ya son tres cateos que le hacen a la vivienda: en el primero detuvieron a una pareja, pero el marido se echó la culpa y salió libre la mujer, quien siguió vendiendo; de ahí hubo otro, donde detuvieron a la dama, y entonces se hizo cargo del negocio la madre de ella”, cantó un pajarito de la zona.

La casa, que está cerca de una primaria, un kínder y una escuela de nivel medio superior, quedó asegurada y bajo custodia de la Policía Estatal Preventiva.

 

Alsalto
‘Ratas’ de bodega

Asaltado
Paseo con final feliz

Cerrar