Atrabancada abuelita omitió hacer su alto y provocó una carambola que dejó dos lesionados y tres autos ‘madrificados’
Atrabancada abuelita omitió hacer su alto y provocó una carambola que dejó dos lesionados y tres autos ‘madrificados’

Redacción / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Dos personas lesionadas y daños considerables, fue el saldo que dejó un aparatoso choque ayer a las 2:50 de la tarde, en la avenida Independencia con San Salvador, en la colonia Centro, provocado por la imprudencia de una ‘chichí’ que ignoró hacer su alto mientras conducía; el caso fue turnado al ‘emepé’.

Doña Irma López Peraza, de ‘maomeno’ 70 años, conducía en ‘tinga loca’ su furgoneta Ford Freestar gris, matrícula USY-448-E, de oriente a poniente sobre la avenida San Salvador.

En la intersección con la avenida Independencia, ignoró hacer su alto total y al invadir el claro del cruce se embarró duro contra el costado medio de un Chevrolet Chevy gris, latitas USW-819-E, conducido por Aldo Percastre Villagómez, quien transitaba bien ‘tranquis’ de norte a sur sobre dicha vialidad.

Por la fuerza del ‘ingadazo’ el auto dio un giro de 180 grados y derrapó más de 10 metros hasta proyectarse contra una base de acero de una llantera, dañando un Nissan Versa negro, engomado UTG-342-D, que estaba sobre una plataforma hidráulica listo para un cambio de ‘zapatitos’, propiedad de Carlos Omar Paredes García.

De igual manera, el Chevy de Aldo golpeó levemente al morro que rolaba por ahí.

En tanto, la ‘troca’ de la abuelita dio un giro de 90 grados al sur y colisionó con un poste de alumbrado público del camellón, para acabar trepada en la acera peatonal y derribar una caseta pública de una compañía de telefonía.

Paramédicos de la Cruz Roja llegaron de ‘volón pin pon’ para trasladar a Aldo y al menor a la clínica del Seguro Social y del Issste, para ser atendidos de sus lesiones, que de pura ‘chiripa’ no fueron graves.

Doña Irma fue llevada en una patrulla de Tránsito a la Clínica Campestre, ya que debido al susto ‘delachi’ que se metió, comenzó a sentir dolores fuertes en el pecho y prefirió que le revisaran el ‘cucharon’, aunque quedó bajo custodia policíaca para enfrentar los daños que originó su ‘despapaye’.

Peritos de Tránsito se hicieron cargo de las indagatorias, mientras la furgoneta Ford Freestar y el Chevrolet Chevy pararon en el corralón.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí