‘Iván’ al hospital

hace 2 semanas
‘Motorratón’ estatal acudía en ‘tinga’ a un reporte, pero un tal Iván Sosa con su Ford Ranger se voló el alto y lo mandó al hospital.

‘Motorratón’ estatal acudía en ‘tinga’ a un reporte sobre el Bulevar Colosio, pero de la entrada de Residencial Campestre Iván Sosa con su Ford Ranger se voló el alto del semáforo y provocó que el ‘azul’ se impactara. Ambos terminaron en un nosocomio.

Enrique Castro / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Todo dado en su ‘malle’ quedó un ‘motorratón’ de la Estatal al estamparse con una troca  que se voló la luz roja de un semáforo ayer a las 9:15 de la noche al salir del Residencial Campestre sobre el Bulevar Luis Donaldo Colosio.

Al estar cumpliendo con su deber el policía estatal Jorge Avilés Marroquín se dirigía en ‘tinga’ loca sobre el Bulevar Colosio con su ‘motoburrrita’ Suzuki negra, sin placa, a un reporte de personas armadas en el interior de una camioneta, en un Autozone.

Sin embargo, al llegar al semáforo de la entrada al Residencial Campestre le salió al paso una troca Ford Ranger blanca, sin placas, conducida por Iván Conrado Sosa León, quien se voló la luz roja del semáforo, provocando que el ‘pitufito’ se le embarrara en el costado.

Del tremendo encontronazo, el oficial quedó severamente lesionado y tendido sobre el pavimento, mientras que la Ford al seguir su trayectoria se encaramó en la base de un poste de alumbrado público sobre el camellón central.

De volada sus camaradas ‘azules’ solicitaron el auxilio de los paramédicos de Life Support para trasladarlo de emergencia hacia el hospital Galenia para su atención médica, así como al conductor de la Ranger, quien también resultó lesionado y fue llevado al Hospital Amerimed para su ajuste de chasis.

El deslinde de responsabilidades se llevará a cabo en las oficinas de ‘trancholandia’ ya que ambos conductores niegan ser los responsables del percance y resultaron lesionados.

Un don a quien conocían como ‘El Gato’, murió al ser atacado por un enjambre de abejas africanizadas en Puerto Aventuras.
Acaban con sus siete vidas

A bordo de su Yamaha viajaba Pedro Mex, quien terminó dándose una buena aporreada tras estamparse en el cofre de una nave.
‘Pedro’ qué buena aporreada

Cerrar