El caballo se le desbocó

hace 1 semana
Janeth Ancona terminó en una cama de hospital luego de que su motocicleta se quedó sin los frenos, lo que la obligó a salirse de la avenida Bonampak.

Janeth Ancona terminó en una cama de hospital luego de que su motocicleta se quedó sin los frenos, lo que la obligó a salirse de la avenida Bonampak e internarse a una zona de manglar, de donde fue rescatada con posible fractura del brazo derecho.

Enrique Castro / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Bien dada al catre y con posible fractura del húmero del brazo derecho terminó una ‘charrita urbana’ ayer a las 12:30 de la madrugada, pues cuando circulaba sobre la avenida Bonampak su ‘yegüita mecánica’ perdió los frenos a la altura del fraccionamiento Corales y se zambutió un chapuzón dentro de una zona de manglar, a tres metros de la cinta asfáltica donde quedó lesionada.

Janeth Ancona, de 33 añicos, venía metiéndole duro las espuelas a su ‘burrita de plastiacero’ de la raza Yamaha Bws negra, placa yucateca 7HNH9, sobre la avenida Bonampak, pero al incorporarse a la 20 de Noviembre, a la altura de la supermanzana 77, se dio cuenta que los frenos no le respondían, por lo que se desesperó y perdió el control de las riendas lo que provocó que se saliera de la carpeta de rodamiento y se introdujera a una zona de manglar, donde se golpeó con una rama que se encontraba en su camino que la desmontó a la malagueña, su motito siguió avanzando poco más de tres metros hasta estrellarse contra unas matas de mangle.

A pesar de estar bien ‘madrificada’ y con el rostro sangrante, Janeth salió como pudo a solicitar ayuda a unos personas que se encontraban por el lugar, quienes de volada le pasaron el chisme de su accidente a los servicios de emergencias, los cuales aparecieron de inmediato para aplicarle las primeras sobadas y ser trasladada por una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital de Especialidades del IMSS de la 510 para que le aplicaran soldadura en la posible fractura del brazo derecho; la motocicleta terminó arrumbada en un rincón del corralón en espera del deslinde de responsabilidades.

José Caamal Cetina fue trasladado al Hospital General luego de arrollar con su motocicleta a un perro que se le atravesó en su camino.
¡Qué ‘malix’ suerte!

Una tortuga arribó a la playa para desovar pero quedó atascada en una zona rocosa y murió.
Murió un quelonio

Cerrar