El agua apaga las llamas de la pasión

hace 1 semana
Matutes se convirtieron en referis del 'amorts' al chegar a dos 'chantes' donde tórtolos se estaban deschongando.

Matutes se convirtieron en referis del ‘amorts’ al chegar a dos ‘chantes’ donde tórtolos se estaban deschongando.

Pedro Amador / De Peso

CHETUMAL, Q. Roo.- Ni el clima acogedor ha podido hacer que el índice de pleitos en los hogares disminuyan, pues los guardianes del orden tuvieron que servir de árbitros en dos reportes de pleito de parejas, en el primero: un paisano tuvo que encoger la cola y sacar sus chivas de la vivienda que tiempo atrás estaba llena de amor, y en el segundo, los peleoneros llegaron a un acuerdo antes de que se los cargaran los cuicos.

A eso de las 23:45 de la noche, los guardianes del orden se enfilaron a la calle Zazil-Be entre Francisco J. Mujica y Pascual Coral Heredia, en el fraccionamiento Kinichna, tras el reporte de que una pareja se estaba deschongando.

Al llegar fueron recibidos por Yesenia Flores Castillo de 35 años, quien dijo que había sostenido una seria discusión con su peor es nada, pero solo quería que se fuera de la casa con todo y chivas.

Al darse color de que la cosa era seria, Juan José Villafaña de 45 años, no le quedó de otra que enrollar la cola y retirarse del lugar que tiempo antes era su nidito de amorsh.

Minutos más tarde los cuicos se enfilaron a la calle Peten en la privada Hacienda Santa Cruz en el fraccionamiento Centenario, en donde encontraron a una pareja quienes omitieron sus generales, mismas que aceptaron haber pedido la ayuda policíaca, sin embargo, ya habían llegado a un acuerdo y no era necesaria su intervención.

Un paisano manejaba cansado su troca Nissan Pick Up sobre el tramo Cancún-Puerto Morelos y en el kilómetro 326 pestañeó, por lo que revolcó.
Exhausto se revolcó

Al chófer de un Aveo de una empresa de seguridad privada poco le importó que una ‘charrita’ motorizada tuviera preferencia de paso, pues la chocó.
Con ‘seguridad’ la chocó

Cerrar