Se bebió la vida

hace 2 meses
Se bebió la vida

En una posición poco ortodoxa encontraron el cadáver de Humberto Chi Argáez, de 62 años de edad, quien gran parte de su vida se la pasó rajando trago.

Excelsior/De Peso
BUCTZOTZ, Yucatán.- Humberto C. A., de 62 años de edad, fue encontrado sin vida cerca de su vivienda en calle 16 entre 13 y 15 de la población de Buctzotz aplastado por un tricitaxi, en el que se encontraba sentado y de pronto cayó presuntamente víctima de una congestión alcohólica.

Su hermana menor, Margarita Chi Argáez, de 58 años de edad, informó a eso del mediodía de ayer que unos vecinos del rumbo le avisaron que su carnal estaba tirado boca abajo y aplastado por el triciclo, por lo que se trasladó al lugar a verificar lo señalado y al llegar lo encontró sin vida.

Al sitio se presentaron elementos de la Policía municipal, los que acordonaron el lugar en espera de la llegada de la policía estatal, así como personal de la Fiscalía General del Estado, los que más tarde llegaron junto con el médico legista y el perito en criminalística para recabar la información al respecto.

Minutos después, el cuerpo inerte fue levantado y trasladado a la ciudad de Tizimín para practicarle la necropsia de ley, para luego ser entregado a sus familiares para darle sepultura en esa comunidad de donde es originario.