¡Primero pide permiso, mactá!

hace 3 meses
¡Primero pide permiso, mactá!

El propietario de un terreno barrió con 12 mil metros cuadrados de vegetación que corresponde a Cuxtal. ¡Adentro!

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Creyó que podría limpiar un terreno de 12 mil 387 metros cuadrados y quitar de raíz toda la vegetación que había en ese espacio sin que hubiera consecuencias, lo que se le olvidó al sujeto es que su terrenito se encuentra dentro de la reserva ecológica protegida de Cuxtal, así que antes de hacer algo tiene que pedir permiso.

Pero le cayó xulá, pues inspectores de la Profepa realizaron una visita en donde detectaron que maquinaria pesada había eliminado toda la vegetación nativa de ecosistema de selva baja caducifolia existente en el lugar.

Como no se tenía la autorización de cambio de uso de suelo que emite la Semarnat y con el fin de evitar que se continúen ocasionando afectaciones al ecosistema, se impuso como medida de seguridad la Clausura Total Temporal de las obras y actividades realizadas.

La Reserva Cuxtal es un área natural protegida municipal decretada el 14 de julio de 1993 en la modalidad de Zona Sujeta a Conservación Ecológica, con una extensión de 10 mil 757 hectáreas, que protege la zona de captación de agua suministrada a Mérida, regula el crecimiento de la mancha urbana, fomenta la educación ambiental, investigación científica y turismo y genera una gran variedad de servicios ambientales.

La sanción por el cambio de uso de suelo sin contar con la autorización correspondiente, puede alcanzar una multa equivalente de 100 hasta 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización, de acuerdo a lo establecido en la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

Por su parte, el Código Penal Federal en su artículo 418 establece una pena de 6 meses a 9 años de prisión a quien desmonte o destruya la vegetación natural; corte, arranque, derribe o tale algún o algunos árboles, o cambie el uso del suelo forestal, lo que puede ser considerado como un delito contra la biodiversidad.

La pena de prisión deberá aumentarse hasta en tres años y la pena económica hasta en mil días multa, para el caso en el que las conductas referidas afecten un área natural protegida.

q