Planchado por una mole de acero

hace 2 semanas
Planchado por una mole de acero

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Un pesado tráiler mandó al más allá a un sujeto identificado hasta anoche como Natanael P. M., cuyo cadáver quedó tirado al lado de un charco en la calle 50 entre 39 y 41, a un costado de los antiguos terrenos de ferrocarriles.

Según se averiguó en el lugar de los hechos, el don, de alrededor de 50 años de edad,  tenía sus copas de más cuando pasó caminando por esa zona la tarde de ayer, junto con la señora que es su pareja sentimental y el hijo de ésta.

Don Nata se quedó en los terrenos mencionados sobre la calle 50 ya que vio cables tirados y recogería para luego venderlo.

La mujer y el muchacho lo dejaron en el lugar y quedaron en ir por él horas más tarde.

Al  parecer, el señor fue atropellado por el tráiler que estaba estacionado a su lado, de placas 562EZ2, ya que en una de las llantas tenía presuntos restos humanos. Del operador no se supo nada, el vehículo parecía abandonado.

El hombre quedó tirado en el pavimento con una fuerte lesión en la cabeza. Se pidió la asistencia de paramédicos y cuando éstos revisaron al señor confirmaron que había muerto.

Mientras la SSP realizaba labores de revisión del lugar, en espera de la llegada del Semefo, se presentó la mujer antes mencionada preguntando por su pareja, que no aparecía por ningún lado.

Un perito de la Policía se acercó a ella y la señora dio las características de la vestimenta del hombre, y se le informó que el cadáver presentaba esas mismas señas.

La mujer se puso histérica y tuvo que ser calmada por su hijo adolescente, y finalmente ella decidió no quedarse para la identificación del cuerpo y se retiró, indicando a las autoridades únicamente que el señor se llama Natanael Puc May, aunque no fue identificado plenamente.

abuelita por poco muere atragantada en Ticul
Sí existe el coco: por poco la mata

vehículo con placa de Tabasco se accidenta en Hunucmá
Qué lasti-Maz

Cerrar