No fue Gol, fue poste

hace 7 días
No fue Gol, fue poste

Muy amante de los animales resultó Edgar Gómez, pues para no atropellar a un perrito desbarató un auto.

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Completamente destrozado del frente terminó la madrugada de ayer un VW Gol conducido por un joven que juró y perjuró que un perro se le atravesó y para no atropellarlo, volanteó y se subió a la banqueta. Su descontrolada carrera finiquitó cuando se estampó de frente contra un poste de concreto de alumbrado público.

El percance que despertó a todos los vecinos de la cuadra, ocurrió a eso de las 00:40 horas de ayer, sobre la calle 67 por 32 del segundo cuadro de la ciudad.

Según el guiador del Gol, Edgar Alejandro Gómez Carmona, jalaba de poniente a oriente sobre la calle 67, y a llegar al cruce con la 32 le salió a su paso un can y para no atropellarlo (ay, pobrecito), volanteó bruscamente. Aunque aseguró haber librado al animal, el Gol se subió a la banqueta y se estampó contra el poste.

La nave quedó completamente tronada del frente, a tal grado que, un agente de seguros que llegó a apoyarlo de plano comentó que la nave era pérdida total. Al menos, el tal Edgar no sufrió más que tremendo susto. Al parecer la nave no era de él, pues llegaron al sitio varias personas que se identificaron como los propietarios.

Al final un perito de tránsito de la SSP llegó al sitio para hacerse cargo de lo sucedido. El tal Edgar tuvo que ser trasladado a la sala de espera de la SSP para los fines legales correspondientes.

Se pasa el alto y amuela a 12 cristianos

Mega utazo entre 'combi' y autobús
Mega utazo entre ‘combi’ y autobús

Cerrar