Ni porque está grandota la vio

hace 4 días
Ni porque está grandota la vio

Adrianita necesita un examen de la vista de manera urgente ya que no vio las tremendas señales de alto ubicadas en la confluencia de la 49 por 78 y provocó un guamazo de antología.

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- A pesar de que tenía dos enormes señales de alto, a un lado y al otro de la calle, la guiadora de un i10 no respetó la indicación, se metió a la preferencia de paso y ¡requetecuás!, tronó de nariz contra el costado de un Fiat, resultando ambos vehículos bastante perjudicados, pero sin que nadie saliera lastimado. Eso sí, los destrozos fueron seguramente por una buena lana, porque hasta lástima daba ver el estado en que quedaron allá en la calle 49 con 78.

Según lo que averiguó De Peso, sobre la calle 78 de norte a sur iba un chavo manejando el Fiat de matrícula YZZ011B, y cuando atravesó con preferencia de paso el cruce con la calle 49, sintió de pronto un violento guamazo por el costado izquierdo. Se trataba de un auto i10 con numeral YZS019A, que al mando de Adriana Pérez Serrano no respetó el alto mientras jalaba de oriente a poniente sobre la 49.

Resultaba casi imposible de creer que la fémina no hubiera visto las señales de alto, pues eran dos, a la derecha y a la izquierda del cruce, y no de las chirris, sino de las chonchas. Total, que los autos quedaron bien dados en la torre, sin que nadie saliera lastimado. ¡Menos mal! Lo que procedió fue dar parte a las autoridades y que cada quién pidiera la asistencia de su aseguradora. Por cierto, la nave que guiaba la mujer era rentada.

 

Xix lo hizo 'xix'
Xix lo hizo ‘xix’

Juntos en las buenas... y las arrastradas
Juntos en las buenas… y las arrastradas

Cerrar