Metida por la cola

hace 4 meses
Metida por la cola

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Un pestañazo al volante de su auto casi le cuesta un repertorio de lesiones al guiador de este Volkswagen Golf, pues al transitar sobre la avenida Internacional, por 26-A de la colonia Graciano Ricalde, en una de esas dormitó al volante y se fue contra un camión de pasaje Situr donde terminó por meterse literalmente debajo de la unidad.

Santísimo golpazo de frente se dio este sujeto contra la parte trasera de la mole de transporte urbano.

El guiador dijo a los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública que regresaba de un viaje hecho al interior del estado y que las ventanas de su jeta (ojos) le fallaron, pues se le cerraron unos segundos que, al final, bastaron para lo sucedido.

Ni chance de reaccionar tuvo este sujeto, pues fue precisamente el trancazo que lo hizo despertar, según aseguró.

El camionero dijo que se había detenido para el ascenso y descenso de pasaje cuando sintió tremendo trancazo.

Imagínese usted, amable lector, a qué velocidad conducía este chavo con tan sólo ver la forma en que quedó su auto.

Curiosos en el lugar dijeron que de traer a un acompañante, el guiador Golf, los resultados habían sido trágicos.

Al final de cuentas todo quedó en daños materiales y las aseguradoras incluso pudieron resolver lo sucedido en el lugar del percance.

El Volkswagen Golf terminó como pérdida total ante lo sucedido, en tanto que el camión sólo dejará de chambear un par de días mientras le dan su manita de gato.

Al menos no hubo tragedia por lamentar, ya que el sujeto salió zarandeado pero vivo; la nave ya no sirve, siquiera, para la chatarra.

Pisó la chancleta hasta el fondo
Pisó la chancleta hasta el fondo

Piteados del susto
Piteados del susto

Cerrar