Mega utazo entre ‘combi’ y autobús

hace 1 semana
Mega utazo entre 'combi' y autobús

 

Tres damas y dos varones tuvieron que ser hospitalizados debido a lo fuerte de sus lesiones.

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Un total de 27 zarandeados hasta las anginas (tres damas y dos caballeros tuvieron que trasladados a hospitales), fue el saldo de un megatrancazo que se pegaron en calles del Centro un autobús de la ruta Pensiones-Fovissste y una Urvan de transporte público, luego que la primera unidad estuviera jugando carreritas con otro camión y se volara un alto de disco.

Este salvaje accidente se registró ayer por la tarde-noche en el cruce de las calles 58 por 53 del Centro Histórico de Mérida.

Les contamos que a esa hora, el autobús de la citada ruta, placas 800258Y, con 10 pasajeros y su conductor, José Pool Jiménez, circulaba sobre la calle 53 de oriente a poniente, con rumbo al barrio. Sin embargo, Pool Jiménez estaba jugando a las carreritas y de acuerdo a unos testigos, el otro vehículo de pasajeros cruzó en verde el semáforo, pero el autobús de Pensiones-Fovissste, no lo logró.

Eso generó que la Urvan con matrícula A048YSA, de la ruta Itzimná-Aguilas, manejada por Mario Canul Canul, que viajaba a alta velocidad al tope de sus pasajeros (15 usuarios más el chofer), sobre la calle 58, ni siquiera tuviera tiempo de pisar el freno.

El encontronazo estuvo de pelos, al grado que el autobús giró 180 grados, se subió a la banqueta y se impactó contra la fachada de un predio, donde funciona la empresa “Dutton Hermanos”.

No todo acabó ahí, pues el guiador de la Urvan, Mario Canul, quedó prensado entre los hierros de la unidad y tuvo que ser rescatado por elementos del cuerpo de bomberos que emplearon las famosas “quijadas de la vida”.

El lugar se convirtió en un manicomio por los gritos de dolor y al final, 9 de los pasajeros de ambas unidades resultaron lesionados con heridas de diversa consideración.

Tres mujeres y dos hombres (un chavo con tremenda herida en una patrulla) tuvieron que ser trasladados al Hospital O’Horán y la Clínica T-1 del Seguro Social, por las ambulancias DPM-1 de la Policía Municipal de Mérida y 21-G de la Secretaría de Seguridad Pública.

Como siempre, las babosadas de algunos camioneros terminan ocasionando auténticos desastres en las calles de Mérida.

Ya ni llorar... 
Ya ni llorar… 

Se pasó de ver... dura
Se pasó de ver… dura

Cerrar