Caso Molina Canto, en su etapa crítica

hace 6 días
Caso Molina Canto, en su etapa crítica

Oscar Miguel López Tovilla y Jonathan Mézquita Avalos, autores materiales del asesinato de Emma Gabriela Molina Canto.

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- El próximo jueves 23 se llevará a cabo la audiencia intermedia contra los sicarios tabasqueños Oscar Miguel López Tovilla y Jonathan Mézquita Avalos, autores materiales del asesinato de Emma Gabriela Molina Canto, que es la antesala del juicio oral y la última oportunidad que tienen los acusados de llegar a un acuerdo con la parte denunciante para una salida alternativa como el procedimiento abreviado.

Se considera que esta diligencia se prolongará varios días, pues actualmente la carpeta de investigación cuenta con 3 mil 660 fojas, entre entrevistas a testigos, documentos públicos y privados y el juez segundo de control, Luis Mugarte Guerrero, determinará cuáles de las pruebas ofrecidas por los fiscales, los asesores jurídicos de la denunciante y la defensa de estos dos acusados se desahogarán en el juicio.

El 16 de octubre pasado, la defensa de estos dos individuos había llegado a un acuerdo con los fiscales y la parte denunciante para un procedimiento abreviado e incluso los acusados declararon ante el juez Luis Mugarte Guerrero la participación que tuvieron en este asesinato y aseguraron que Martín Medina Sonda fue quien pagó por la ejecución de su ex esposa. A cambio, serían condenados a 18 años de prisión.

Sin embargo, al día siguiente, la parte denunciante se opuso a esa salida alternativa bajo el argumento de que no se garantizó la reparación del daño.

Estos dos sujetos, además de estar acusados del homicidio de Emma Gabriela Molina Canto, la tarde del 27 de marzo de este año en la terraza de la casa de la víctima, en el fraccionamiento San Luis de esta ciudad, quien fue brutalmente asesinada estando presentes sus tres hijos menores de edad, también enfrentan un proceso por posesión de drogas y, además, López Tovilla por portación de armas e instrumentos prohibidos, ya que a él se le encontró el cuchillo utilizado en estos hechos.

En un juicio oral por el homicidio calificado u la posesión de drogas, Mézquita Avalos podría alcanzar una sanción de hasta 43 años de prisión, mientras que López Tovilla sería condenado a 46 años de cárcel, ya que se le incluiría la portación de armas prohibidas. La reparación del daño sería de un millón 514 mil 329 pesos.

En sus declaraciones del 16 de octubre, Jonathan Mézquita Avalos indicó que el sábado 25 de marzo se entrevistó con su coacusado Oscar Miguel López Tovilla para invitarlo a participar en darle un susto a una persona en Mérida, así como también le dijo que si participaban les pagarían 30 mil pesos a cada uno.

Los dos acudieron a la terminal del ADO en Villahermosa, alrededor de las 23:00 horas, donde se vieron con la persona, quien resultó ser Juan Ramón Moreno Hernández, quien ya había comprado los boletos para viajar a Mérida a la 1 de la madrugada del domingo 26.

Los tres llegaron a Mérida a las nueve de la mañana y luego de desayunar se hospedaron en el hotel Dolores del Alba, en el centro de Mérida, pero ese mismo día fueron llevados al lugar de los hechos en la calle 28 por 39 del fraccionamiento San Luis, donde incluso compraron refrescos y botanas, mientras que Moreno Hernández les explicaba que en la casa que estaba enfrente del establecimiento vivía la mujer a quien iban a dar un susto.

Luego regresaron al hotel; sin embargo, por la tarde volvieron a ir al sitio donde vivía la víctima.

El lunes 27, a las siete de la mañana, volvieron a ir al lugar, pero en esta ocasión fueron en un automóvil rojo, que era conducido por un individuo, quien resultó ser Rogelio César Reyes Barrueta,  les dijo que no lo miraran. En el asiento del copiloto estaba el sujeto que los contrató.

Al llegar lugar intentaron cometer el ataque, pero como a esa hora había mucho movimiento de personas, decidieron realizarlo más tarde y regresaron al hotel.

En la tarde, regresaron en taxi y en esta ocasión lograron cometer el ataque, pues mientras que López Tovilla la abrazó para sujetarla, Mézquita Avalos la acuchilló en 11 ocasiones en el tórax, cabeza y cuello y la sangre manchó la ropa del primer agresor.

Luego corrieron unas calles para abordar un taxi a quien le dijeron que los llevara al hotel, pero como no sabían la dirección, mejor decidieron que los llevara a la terminal del ADO.

En el trayecto, Jonathan recibió una llamada de su jefe, quien preguntó qué pasó y los niños estaban bien, a lo que el ahora vinculado le respondió que ya estaba hecho el trabajo y la mujer estaba muerta; así como sus hijos estaban bien y no los tocaron.

Luego bajaron del taxi en la calle 61 por 52 y después fueron detenidos en las inmediaciones de la terminal de autobuses ADO.

Trancazo borrachón
Trancazo borrachón

Estrenan equipo de radio en la SSP
Estrenan equipo de radio en la SSP

Cerrar