Vidas ejemplares: El diseñador de jardines

InicioSin categoríaVidas ejemplares: El diseñador de jardines

José Luis Durán King
MÉRIDA, Yuc.- Lo de siempre: “Se veía tan normal”. Y, efectivamente, cuando uno observa las fotografías en los portales de noticias, el canadiense Bruce McArthur se ve, incluso, bonachón. Nada más lejos de la realidad: el hombre de 66 años, detenido el pasado 18 de enero, paisajista y diseñador de jardines, puede estar detrás del asesinato de al menos cinco hombres, aunque hasta el momento solo lo han inculpado en tres de ellos.

- Publicidad -

Después de una investigación que duró meses, la policía de Toronto decidió detener a McArthur, sospechoso de la desaparición, en abril y junio de 2017, en una zona gay, de Selim Esen, de 44 años, y Andrew Kinsman, de 49, este último fue la pareja más reciente de McArthur.

Tras la presión de activistas gay, que desde hace tres años habían reportado varias desapariciones en su comunidad, la policía decidió cerrar el cerco en torno a varios sospechosos. Así fue como los uniformados llegaron a una vivienda que McArthur utilizaba para almacenar material de jardinería.

Los investigadores encontraron a un joven atado en una habitación, quien sugirió a los agentes que realizaran una búsqueda exhaustiva. Tras varias horas de labores, los trabajadores lograron rescatar los restos cercenados de tres hombres en el fondo de unas macetas de grandes dimensiones.

Con la detención de Bruce McArthur y el hallazgo de los restos humanos en su vivienda arranca una segunda etapa para determinar si hay más víctimas y en qué lugares. “Creemos que hay más”, ha señalado el sargento Hank Idsinga. “No tengo idea de cuántas más irán saliendo”.

Los cadáveres mutilados recuperados hasta ahora corresponden a cinco hombres que desaparecieron entre 2012 y 2017. La policía dispuso de inmediato que la investigación abarque al menos 30 propiedades en las que McArthur ha trabajado los años recientes.

Asimismo, los agentes confiscaron de algunos de los clientes del sospechoso 12 macetas, pues se especula que en ellas puede haber más restos humanos.

El sargento Idsinga ha expresado: “La ciudad de Toronto nunca había vivido algo así”. Es cierto, el número de víctimas que se adjudica a McArthur lo convierte, sin lugar a dudas, en el asesino serial más prolífico de Toronto.

Para los amigos y conocidos de McArthur resulta incomprensible cómo un hombre que se dedicaba de lleno a sus plantas y jardines fuera por la noche un violento predador capaz de asesinar y desmembrar a sus presas, para enterrar, acto seguido, los restos en el fondo de unas macetas.

Incomprensible más aún porque McArthur es padre de dos hijos adultos, a los que crió cariñosamente. Incomprensible la actitud violenta en un hombre que en temporada navideña trabajaba como Santa Claus en una tienda departamental de Toronto.

McArthur recogía sus conquistas en la camioneta que utilizaba para trabajar. A muchos de los hombres los ligó a través de aplicaciones para hombres maduros como SilverDaddies y Bear411.

En el perfil de SilverDaddies, McArthur se describía como un hombre alto y fornido, interesado en conocer hombres jóvenes. “Puedo ser un poco tímido al principio, pero tengo un corazón romántico”.

Este “corazón romántico” actualizaba regularmente su página de Facebook, donde posteaba imágenes de gatos (las mascotas favoritas de internet), fotos de sus hijos y de sus nietos, además de sí mismo vestido de Santa Claus.

A partir del 18 de enero pasado, Papá Noel ha dejado, al parecer de forma permanente, su domicilio en el Polo Norte y ahora duerme en la cárcel.

Mientras tanto, la policía ha solicitado a los clientes de McArthur que reporten cualquier anomalía que perciban en macetas y jardines, que hayan sido responsabilidad del diseñador inmobiliario. Correo: operamundi@gmail.com; www.twitter.com/compalobo

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO