Ultimado con el tiro de gracia

hace 1 mes
José Andrés Avalos Jiménez apareció bajo el puente que conduce al parque Xcaret con tres disparos en la espalda y el tiro de gracia.

José Andrés Avalos Jiménez apareció bajo el puente que conduce al parque Xcaret con tres disparos en la espalda y uno en la cabeza; todo indica que el crimen organizado lo sacó de la jugada.

Irelis Leal / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Cuatro disparos, uno en la nuca y tres en la espalda, bastaron para dejar frío a un fulano que fue encontrado tirado a un costado de la carpeta asfáltica del puente subterráneo de acceso al parque Xcaret, ayer a la 1:30 de la madrugada.

El cadáver de José Andrés Avalos Jiménez, tabasqueño de 21 años, fue encontrado con el tiro de gracia bajo el puente que conduce al parque Xcaret, donde los chicos del CSI-Playa localizaron a escasos centímetros del cadáver cinco casquillos calibre .380 marca águila y una ojiva.

El joven asesinado, con tintes de haber sido ejecutado por el crimen organizado, de complexión delgada, cabello corto y tez morena, vestía pantalón de mezclilla, camisa tipo polo negra, botines y cinturón café, el cual fue primeramente reportado al 911 por los guardaparques de Xcaret como inconsciente y al parecer en estado etílico o que fue atropellado, ya que se encontraba boca abajo con las manos dobladas, por lo que solicitaron auxilio médico.

Al arribo de los paramédicos de la Cruz Roja confirmaron que el chavo ya estaba dándole cuentas al creador pues no contaba con signos vitales y no fue atropellado ni se encontraba borracho, ya que presentaba lesiones provocadas por proyectil de arma de fuego en la parte posterior de la cabeza y tres orificios de bala más en la espalda; al parecer fue ejecutado en dicho lugar.

Agentes de seguridad del parque acordonaron el área y permitieron la entrada a los servicios de emergencias, a la Policía Municipal y a los peritos criminalistas de la Vicefiscalía de la Riviera Maya, quienes levantaron cinco casquillos y una ojiva.

Los indicios fueron fijados y junto con el cadáver trasladados a las instalaciones de la morgue para el inicio de las investigaciones y la necropsia de ley, a fin de esclarecer la ejecución número 35 en lo que va del año.

El ‘pitufo’ motorizado Néstor Cayetano terminó en el 'hospi' luego de que José Rubén Aguilar Valdés se pasó el alto ubicado y lo colisionó.
‘I-Valdés-cuidado’ y ¡sopas!

El cadáver de un sujeto, amordazado y a medio incinerar fue encontrado en una calle de la supermanzana 523.
Le dieron ‘chicharrón’

Cerrar