Al arribar ‘ponecuritas’ de CostaMed se dieron ‘tinta’ de que el don había sido víctima de un infarto fulminante.

Redacción / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Varios alarifes que se disponían a salir de viaje con su patrón se quedaron con las ganas, ya que el sujeto refirió fuerte dolor en el pecho, por lo que los ‘paisas’ pidieron ayuda y al llegar los ‘curitos’ confirmaron ya había ‘colgado los tenis’ debido a un infarto fulminante:

Alrededor de las 5:00 de la tarde de ayer, un contratista de ‘maomeno’ de 45 años acudió a la terminal de autobuses ubicada sobre el Bulevar Playa del Carmen, justo al lado del sindicato de taxistas Lázaro Cárdenas del Río, acompañado de cuatro ‘chalanes’, para regresar a su lugar de origen y reunirse con sus familiares.

El sujeto se encontraba sentado en una de las bancas de la puerta principal, donde empezó a sentir que le faltaba el aire, y de repente sintió fuerte dolor en la ‘pechuga’, por lo que llegó personal de seguridad de dicho sindicato, pero al no estar capacitados para prestar los primeros auxilios no supieron qué hacer y llamaron al 911:

Al llegar paramédicos de CostaMed de inmediato lo checaron, pero el don ya se había ido al más allá, así que no se podía hacer nada por él, aunque sus trabajadores estaban ‘choqueados’ pues no podían creer lo sucedido.

Al sitio las dejaron caer ‘pitufos’ de la raza Municipal, quienes acordonaron el área en espera de sus colegas ‘ministeriosos’, quienes a su llegada se dedicaron a recabar datos, para después ordenar a personal del Servicio Médico Forense  (Semefo) el traslado del cadáver a la morgue para la necropsia de ley.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí