Lo ‘Alegre’ se le fue al recibir plomazos

hace 1 semana
Johnny Alexander Conrrado Mantarraya, gerente del bar ‘El Muchacho Alegre’, fue baleado cuando se encontraba afuera del local.

Johnny Alexander Conrrado Mantarraya, gerente del bar ‘El Muchacho Alegre’, fue baleado cuando se encontraba afuera del local.

Redacción / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Fuerte movilización policiaca se armó afuera de un bar, donde un sujeto trepado en un ‘potro de metales’ pasó enfrente y disparó en tres ocasiones contra el gerente del lugar.

Los hechos ocurrieron en las inmediaciones de la colonia Ejidal, a eso de las 6:30 de la tarde de ayer, en el bar ‘El Muchacho Alegre’, ubicado en la calle 8 Norte con avenida 115, donde Johnny Alexander Conrrado Mantaraya, de 38 años, salía del sitio y fue alcanzado por tres proyectiles: dos lo impactaron en el muslo derecho, a la altura del glúteo, y el otro por la axila que alcanzó el tórax; el tirador montaba una motocicleta Yamaha FZ 150, matrícula 6T5GC.

El malhechor huyó sobre la calle 8 Norte, con dirección al oriente, sin contar que en la avenida 110 le saldría un vehículo, al mando de un piloto que rolaba con preferencia de paso, por lo que el sujeto tuvo que derrapar para no ser impactado.

Como pudo, el maleante se puso de pie, abandonó su moto y comenzó a correr, para después ser alcanzado por un Volkswagen Sedán blanco al que se trepó para huir con dirección al norte.

Para engalanar el lugar de los ‘deshechos’, se hicieron presentes los ‘cuicos’ municipales, quienes tomaron su famosa cinta amarilla y acordonaron la zona para esperar la llegada de los ‘ponecuritas’ de la Cruz Roja.

Después de darle una rápida revisadita, los ‘cruzrojitos’ treparon al lesionado a la ‘tabla de la vida’, y en clave: ‘métele compita que la Catrina se lo lleva’, le dieron aventón al ‘HospiGen’, donde los ‘bata blanca’ reportaron su estado de salud como grave.

Cabe destacar que este no es el primer ataque que ocurre afuera de dicho local, ya que el pasado 5 de julio, dos personas fueron baleadas cuando salían del lugar.