Es un caso ‘encantado’

hace 5 meses
No se ha interpuesto la demanda por el asalto perpetrado en la gasolinera de la colonia El Encanto. Por lo que denota un caso algo escabroso.

Lo nuevo del caso… Hasta el momento el gerente de la gasolinera de la colonia El Encanto que fue asaltada mientras las autoridades atendían un accidente en la costera sur, el 20 de abril pasado, no ha interpuesto la denuncia correspondiente para llevar a fondo las investigaciones.

Adrián Puc / De Peso

COZUMEL, Q. Roo.- Nunca se puso denuncia por el asalto a una gasolinera en la colonia El Encanto. La coordinadora del MP señaló que las autoridades de la Policía Ministerial no pueden investigar sin la denuncia correspondiente, aunque afirmó que está abierto el expediente para que los representantes legales presenten los videos de las cámaras y la declaración de los empleados.

Fue el pasado jueves 20 de abril cuando con toda impunidad cuatro sujetos -al parecer encapuchados y al menos dos de ellos con armas de fuego- atracaron sin dejar pistas la estación de servicio ubicada en la 11 avenida Sur con calle Cozumel, a la entrada de la colonia El Encanto.

El negocio pertenece a familiares del actual gobernador de Quintana Roo; sin embargo, la coordinadora del Ministerio Público indicó que lo extraño es que hasta el momento los representantes legales no han interpuesto la denuncia correspondiente.

De acuerdo con datos extraoficiales, todo ocurrió cuando las autoridades ministeriales y policías de Seguridad Pública estaban ocupados con el fallecimiento de una persona en el kilómetro 6 de la costera sur tras derrapar en su motocicleta.

Fue alrededor de las 11:00 de la noche cuando los individuos, encapuchados y cada quien con un arma de fuego, usaron la violencia para ingresar a las oficinas de la gasolinera, donde lograron apoderarse de más de 32 mil pesos en efectivo, además de golpear al agente de seguridad privada, quien intentó defenderse con gas pimienta, pero se lo quitaron y se lo rociaron en la cara.

Trascendió que el asalto ocurrió mientras estaban cerrando la gasolinera, por lo que al estar en una zona muy oscura los asaltantes lograron darse a la fuga.

Por ahora la gasolinera cierra más temprano y todo quedó grabado en el sistema de vigilancia del negocio, pero según la coordinadora del MP, Evangelina Merino Kantún, ese día elementos de la Policía Municipal  arribaron  al lugar de los hechos y se abrió una carpeta de investigación.

75 vehículos y sus conductores fueron escaneados en un dispositivo sopresa, implementado por cuicos capitalinos.
Dispositivo sorpresa

En la avenida Lak'in terminó enganchada la máquina de un chófer, que se tomó un jarabe para la tos, pero le terminó dando sueño.
Tenía un sueño de ‘Lak’in-gada’

Cerrar