‘Curado’ quedó

hace 3 meses
Un galeno que ya casi llegaba a 'curar' a su chamba en el Hospital General le dejó ir su Ram a un Tsuru en la calle 26.

Un galeno que ya casi llegaba a su chamba en el Hospital General le dejó ir su Ram a un Tsuru en el cruce de la calle 26 con avenida 130; aunque medio turulato, el afectado le dijo que tenía que pagar por los daños, que con los suyos ascendieron a 35 mil pesotes.

Irelis Leal / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Médico que se dirigía a su chamba en el Hospital General ocasionó un accidente al salir con su camioneta sobre la calle 26 y dejó desfigurado un ‘batsurito’ que transitaba con preferencia sobre la avenida 130, con saldo de daños materiales por 35 mil pesos, cerca de las 11:45 de la noche del lunes, en la colonia Ejido.

El ‘doc’ intentaba llegar rápido al ‘HospiGen’ para meterles mano a los enfermos, pero quedó varado a pocos metros, cuando circulaba a bordo de su camioneta Dodge Ram azul, placas URA-973-C, por la calle 26 en dirección al oriente, donde no miró el alto marcado con disco fijo, se lo pasó por el ‘arco del triunfo’ e invadió la vía de un carro particular.

El trancazo fue inevitable y de trompa para el conductor del Nissan Tsuru blanco matrícula UUF-773-D, que iba sobre la avenida 130 en dirección al sur, el cual quedó arrugado del pico; chismosos dijeron que del ‘changadazo’, hasta humito y chispas salieron de ambas unidades.

Por fortuna ninguno de los conductores terminó con lesiones, aunque el afectado empezó a marearse después de salir de su unidad, mientras llamaba a su aseguradora y pedía al doctor que hiciera lo pertinente, pues su nave no iba a ser la misma de antes.

Al final llegó a un arreglo con el ‘dotorcito’ y firmaron el acuerdo ante los ‘tamarindos’, aunque por los daños en ambas unidades fue necesario su traslado al taller mecánico mediante una grúa.

Azulejos que rolaban por la colonia Nuevo Progreso pensaron que el fin de los tiempos estaba cerca, al ver la luz de las llamas del chamuco.
Vieron la ‘Chamucoseñal’

Chaval que regresaba a su casa luego de un día de chamba, fue picado por una ‘rata’ inmunda en la supermanzana 65.
Aflojó al piquete

Cerrar