Por fortuna, aunque el cofre del Pointer se hizo ‘chicharrón’, nadie resultó lesionado.

Redacción / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Cortocircuito dentro de la unidad de combustión de un automóvil invocó al Kisín, que en ‘tinga’ comenzó a devorarlo.

El siniestro se suscitó por ahí de las 3:30 de la tarde de ayer, cuando un paisano manejaba tranquilamente por el Bulevar Playa del Carmen y al llegar a la altura del centro comercial Centro Maya su Volkswagen Pointer blanco, láminas UVH-152-E, comenzó a echar humo por todos lados.

Espantado, el conductor se bajó a ver qué ‘pedro’ con el cofre y cuando al fin logró abrirlo, ¡sopas!, el motor ya estaba envuelto en una bola de fuego.

Automovilistas que circulaban por la zona se comunicaron al 911 para enterar a las ‘mamirriquis’ del tremendo incendio, las cuales mandaron a los chicos de amarillo pa’ que acudieran con sus largas, gruesas y húmedas mangueras a darle batalla al chamuco.

Los ‘bomberawers’ tras apagar el fuego señalaron que utilizaron aproximadamente tres mil litros de agua.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí