El oficial estaba asignado al combate del narcomenudeo.
El oficial estaba asignado al combate del narcomenudeo.

Ángel Euán / De Peso

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Todo parece indicar que al ‘Gato’, como era conocido Eusebio Bautista García, comandante de la Policía Ministerial, se le acabaron las vidas, ya que la Catrina se lo llevó con la ayuda de dos sicarios que lo cazaron cuando arribaba a su domicilio, y de al menos 10 plomazos en el cuerpo y rematado con el tiro de gracia a la cabeza acabaron con su existencia.

Alrededor de las 9:00 de la mañana de ayer, una ráfaga de balazos terminó de tumbarles las lagañas a los vecinos del fraccionamiento Las Palmas II, por lo que de inmediato dieron aviso al número de emergencias 911 para reportar de que sobre la calle Palma Parasol y Prolongación Flor de Nochebuena había una persona tirada sobre el pavimento y se requerían unidades médicas, al igual que la presencia de la ‘liga de la justicia’.

Los primeros en arribar al lugar de los hechos fueron los ‘polimunicipales’, quienes se toparon con el cadáver de Eusebio Bautista García, comandante de la Policía Ministerial asignado al combate del ‘narcopoquieteo’, en medio de un charco de sangre.

A primera vista el oficial presentaba al menos tres impactos de arma de fuego en cabeza, brazo derecho y espalda, por los cuales había perdido la batalla por la vida. Al arribo de los hijos de su P.M. (Policía Ministerial) junto con los peritos criminalistas, de inmediato se dieron a la tarea de levantar todos los indicios, marcando cuatro de ellos, incluido el cuerpo del agente de la Fiscalía General del Estado.

De acuerdo con testigos presenciales, tres sicarios arribaron a bordo de una camioneta Suburban blanca, dos de ellos descendieron, se acercaron al ministerial y detonaron sus armas de fuego, para posteriormente huir con dirección hacia el fraccionamiento Los Olivos, donde se les perdió la pista.

El asesinado del mando ministerial sería una venganza, pues se dijo que Bautista García había puesto a disposición de las autoridades a varios tipejos que se dedicaban a la venta de ‘caspita del diablo’.

Este sangriento hecho elevó las estadísticas de ejecutados a 58 en lo que va del año, a tan solo una muerte de igualar las cifras del año pasado. El cuerpo del comandante fue enviado a las instalaciones del Servicio Médico Forense para realizarle la necropsia de ley.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí