seguimeinto
Agentes ministeriales indagan un posible ajuste de cuentas como móvil del asesinato de dos hombres ocurrido el pasado sábado en la supermanzana 247.

Luis Hernández/De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Presunto ajuste de cuentas es la línea de investigación que husmean los hijos de su P.M. (Policía Ministerial) luego del ataque a balazos registrado en la supermanzana 247 la tarde del pasado sábado, donde murieron dos chavos, uno de ellos con uniforme de taxista de la ola verde.

Bajo la carpeta de investigación 74/2018 quedó registrada la muerte de D.L.C., de 22 años, quien felpó sobre una silla tras recibir dos balazos en la cabeza; mientras que su camarada A.A.C., de la misma edad, murió al ingresar al Hospital General debido a los cuatro plomazos, dos en cadera y uno en cada pierna, que le metieron los sicarios.

Tras la doble ejecución, familiares de los fallecidos se acercaron ante el Ministerio Público para identificar y reclamar los cuerpos, en tanto los ‘ministeriosos’ y peritos criminalistas continúan con la investigación de lo sucedido, pues se explicó que cerca de los cuerpos se localizaron cinco casquillos calibre .40 y un radio de comunicación Motorola.

Como se recordará, el sangriento ataque se registró poco después del mediodía del sábado, cuando sujetos, al parecer a bordo de un Nissan Versa, llegaron hasta Paseo El Laurel con avenida Los Tules, frente al Centro de Retención Municipal (Torito), donde tiraron plomo contra los dos vatos.

Hasta ese lugar cayó toda la ‘liga de la justicia’ así como los ‘cruzrojitos’, los cuales se encargaron de trasladar a A.A.C., quien vestía uniforme de taxista, hacia el hospital Jesús Kumate Rodríguez, donde murió minutos después de ingresar, mientras por D.L.C no hubo nada que hacer, ya que colgó los tenis de manera instantánea.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí