La falta de alumbrado público sobre el Arco Vial con avenida Orquídeas en la 259, provocó que un motoneto y su familia. (info/foto: Luis Hernández)

Luis Hernández/De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Un maldito bache provocó la muerte de un bebé de dos años ayer por la noche, cuando iba como pasajero en una ‘burrita metálica’ sobre el Arco Vial con avenida Orquídeas de la supermanzana 259.

A eso de las 10:00 de la noche, un jinete conducía su Italika D125 roja, placa RHV5J, en dirección a la avenida José López Portillo, pero la falta de alumbrado público sobre el Arco Vial provocó que cayera en un gigantesco bache, tipo cráter, que provocó que el chavo, una mujer y el bebé salieran volando.

La mala fortuna fue para el infante, pues el corcel de acero lo aplastó, provocándole al parecer una fractura craneoencefálica severa, que le causó la muerte en segundos y ni los paramédicos pudieron hacer algo para impedirlo.

También el conductor de la moto y su acompañante fueron valorados por los múltiples golpes que sufrieron al caer de la ‘burrita’, pero no ameritaron traslado a un hospital.

Minutos después cayeron los ‘tranchos’ y ‘poliministeriosos’, quienes se hicieron cargo de los hechos y de levantar el cuerpecito del niño, para practicarle la necropsia de ley.

 

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí