Rayli Suárez conducía en ‘tinga’ loca su camión de Bonfil, pero al llegar al Crucero perdió el control, y la metió todita.
Rayli Suárez conducía en ‘tinga’ loca su camión de Bonfil, pero al llegar al Crucero perdió el control, y la metió todita. [Foto: Luis Hernández]

Luis Hernández / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Metidota de pata dio el conductor de un camión de Bonfil, pues por pisarle duro a la chancla perdió el control y se subió a la banqueta cerca del Crucero, tiró cableado, un teléfono público, arrastró un triciclo de chamoyadas y dejó amolada a una morrita.

Poquitos minutos después de la 1:00 de la tarde de ayer, los paisas que echaban sus roles glaseados por la zona de El Parián y el Crucero reportaron a las chiquimamis del 911 que Rayli Suárez Miranda, conductor del camión International número 74 de la concesionaria Bonfil, matrícula 795-417-T, se había trepado a la banqueta, ‘¡escándala!’.

Esto provocó que ‘curitos’, ‘tranchos’ y vulcanos las movieran como anoche hacia la supermanzana 63, donde efectivamente el ‘pelanaranjas’ camionero estaba sobre la banqueta, todo por irle pisando a fondo el acelerador y perder el control, llevándose de corbata a un paisita con todo y su triciclo de raspados, pero no de ‘anís’.

Por si esto fuera poco, también arrancó cables eléctricos y un teléfono público -de esos que les echan morrallita-, el cual cayó sobre una menor de edad, quien fue apapachada por los socorristas y llevada en ‘fa’ hacia el hospital PlayaMed.

El conductor, como era de esperarse, intentó aplicar la de ‘no fue así, ellos se me atravesaron’, pero la neta nadie le creyó y fue escoltado hasta la guarida ‘pitufa’ para el deslinde de responsabilidades.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí