Terror de ‘Lak’in-gada’

hace 6 meses
Terror de 'Lak'in-gada' sufrieron tres cajeras en violento asalto a mano armada en la sucursal de Coppel de la avenida Lak’in.

Violento asalto a mano armada en la sucursal de Coppel de la avenida Lak’in, cometido por un trío de maleantes, dejó a tres cajeras al borde de un ataque de pánico y un botín aún incuantificable. Las autoridades detuvieron a tres sospechosos de haber participado

Luis Hernández / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Con pistola en mano, tres chacales entraron ayer poco después del mediodía a una tienda departamental ubicada en la supermanzana 259 para atracar las cajas del banco; tres empleadas tuvieron que ser atendidas por los ‘curitos’, pues por el terror que experimentaron se les subió la presión.

Paisas hacían cola para depositar abonos chiquitos a sus eternas cuentas en la sucursal de Coppel de la avenida Lak’in, fraccionamiento Las Palmas, cuando entraron por la puerta tres malandros armados que se dirigieron a las cajas de BanCoppel, donde amagaron a Yesica Pérez, Viridiana Barrera y Aracely Mendoza, de 20, 27 y 30 espantados años, respectivamente.

Las temblorosas cajeras entregaron al trío del mal los billetes que durante el día habían ‘sangrado’ a los clientes, para después salir y abordar el taxi 6421 con el que huyeron a toda prisa.

A las 12:38 de la tarde, una patrulla de la Policía Municipal informó que tenía detenido a José Eduardo Mosqueda Olán, de 20 años, a quien testigos señalaron con el dedo acusador como uno de los que cometieron la fechoría, pero también otro grupo de ‘azulejos’ trinó que tenía enganchado a par de ‘monitos’ más como presuntos sospechosos de participar en el violento asalto.

La tercia de querubines fueron aventados a la unidad de robos de la Policía Ministerial en la supermanzana 100, donde los ‘ministeriosos’ les invitarían un tehuacán y con un ‘piquín’ de ayuda los harían confesar si realmente estuvieron involucrados en el asalto, del cual hasta el cierre de esta edición no se conocía el monto del botín.

A la tienda departamental llegaron los ‘curitos’ de la Cruz Roja para recetarles a las tres cajeras un bolillito pa’l susto, pues ante el miedo de ver pistolas necesitaban unos buenos abrazos de oso y escuchar que todo estaba bien.

Necio Romeo aporreó a su Julieta, por andar a exceso de velocidad y con alcohol en la sangre, derrapó al doblar en una curva cerrada.
Necio Romeo aporreó a su Julieta

Imprudencia mortal, fue la de un sujeto que por no cruzar en el paso peatonal fue arrollado por un auto fantasma.
Imprudencia mortal

Cerrar