También resultaron gandallas

hace 3 semanas
Golpeado

Un paisano ebrio que quiso pasarse de listo molestando a unos homosexuales, terminó inconsciente luego de la ‘madrina’ que le dieron los ofendidos sexoservidores en pleno Crucero, por lo que el ‘briagoberto’ terminó en el hospital.

Rubén Cruz/De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Solo un ahijado le faltó para ser una ‘señora madrina’ la que le acomodaron ayer a un paisano en el Crucero unos homosexuales pasados de rosca, que luego de surtirle la tiendita le robaron hasta la conciencia al pobre hombre, quien tuvo que ser auxiliado por paramédicos de la Cruz Roja.

A eso de las 5:00 de la madrugada paisanos que comenzaban con sus actividades presenciaron tremendo espectáculo cuando un trío de sexoservidores le dieron una ‘utiza’ a un sujeto que por estar bajo los efectos del alcohol los provocó.

Fue tal la saña con la que lo golpearon para desquitar su molestia, que lo dejaron con los ojos de cotorra despeinada y varias heridas en la ‘feis’, por donde sangraba profusamente, lo cual provocó que la víctima perdiera la conciencia, pues los hombres vestidos de mujer se olvidaron de su lado femenino y le dieron su “buen fin” de puñetazos, patadas, piquetes de ojos, jalones de greña y nalgadas.

Pero ahí no paró la cosa, pues los agresores también le robaron sus pertenencias, por lo que no faltó quien diera el pitazo a las autoridades, las cuales únicamente llegaron para correr a los curiosos y pasarles la estafeta a los paramédicos, que se encargaron de trasladar al lesionado al Hospital General.

choque
Arrastrón pa’ la ‘Historia’

fuga
Planchó y jaló

Cerrar