Su dueño fue ejecutado

hace 8 meses
Vecinos de la avenida Orquídeas, en la supermanzana 259 dieron el pitazo de que un Spark llevaba varios días abandonado y que además tenía sangre en los asientos traseros; la nave pertenecía a Juan Carlos R.S., acribillado el 25 de agosto del año pasado, y formará parte de una investigación por homicidio.

Vecinos de la avenida Orquídeas, en la supermanzana 259 dieron el pitazo de que un Spark llevaba varios días abandonado y que además tenía sangre en los asientos traseros; la nave pertenecía a Juan Carlos R.S., acribillado el 25 de agosto del año pasado, y formará parte de una investigación por homicidio.

Luis Hernández / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Una nave abandonada con sangre fue encontrada en un estacionamiento de Villas Otoch Paraíso, lo que movió a ‘cuicos’ de todos sabores y colores, pues al principio corrió el rumor de un posible cuerpo en su interior, ayer a las 11:10 de la mañana.

Vecinos de la supermanzana 259 reportaron que en el estacionamiento de dicho fraccionamiento había un carro que ya llevaba varios días parado, pero además tenía manchas de sangre en los asientos traseros.

Lo anterior ocasionó que ‘matutes’ municipales, ministeriales y federales se movieran hacia la avenida Orquídeas, donde se confirmó el reporte pues encontraron un Chevrolet Spark gris, matrícula NEP-45-08 del Estado de México, el cual tenía reporte de robo, pero también sangre.

Al sitio se asomaron los peritos de la Vicefiscalía de la Zona Norte, ya que además trascendió que la ‘poliministeriosa’ del departamento de homicidios cuenta con una investigación en proceso, pues esa nave le pertenecía a Juan Carlos R.S., quien fue ejecutado a balazos el 25 de agosto del año pasado en el motel Las Pencas, sobre la avenida José López Portillo.

Luego de todo el ‘chou’ de los peritos forenses, la nave fue trepada a una grúa para ser trasladada al corralón, donde permanecerá en manos de los ministeriales hasta que concluyan su investigación.