‘Stratus’ llantas al cielo

hace 7 días
volcadura

Un sujeto al mando de un Stratus conducía bajo los efectos del alcohol sobre la avenida Rancho Viejo y al llegar al Arco Vial, en la supermanzana 247, intentó rebasar a un taxista a toda velocidad pero en una curva colisionó contra el ruletero y lo volcó.

Rubén Cruz/De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Un choque con volcadura fue provocado por un sujeto que conducía su vehículo en completo estado de ebriedad sobre el Arco Vial a la altura de la supermanzana 247, donde resultaron lesionados un taxista y sus dos pasajeros, ayer a las 12:30 de la madrugada.

Paramédicos de la Cruz Roja recibieron el pitazo de que una ‘maquinita’ de hacer varo y un automóvil particular se habían dado en todita su ‘maraca’ y tres personas se encontraban lesionadas.

En menos de lo que canta un gallo ‘pone curitas’ y ‘tranchos’ se dejaron caer en el lugar, donde encontraron el taxi 1684 Nissan Tsuru, placas 43-10-TRW, con las llantas al aire, y a su costado el Chrysler Stratus guinda, el cual era conducido por un ‘briagoberto’.

Testigos contaron que ambos conductores circulaban sobre la avenida Rancho Viejo hacia el Hospital General, cuando el automóvil particular intentó rebasar al ruletero a exceso de velocidad, por lo que al entrar a una curva el Stratus colisionó contra el costado izquierdo de la unidad de alquiler.

El golpe provocó que ambos conductores perdieran el control y terminaran a un costado del camino, donde la peor parte se la llevó la ‘alcancía’ rodante pues terminó volcada y sus ocupantes ‘madrificados’, tanto el ‘martillo’ como sus dos pasajeros.

Por ese motivo, paramédicos de la Cruz Roja trasladaron a los lesionados a la clínica PlayaMed, mientras que el ‘trancho’ ordenó que ambas naves fueran remitidas al corralón y el borracho que provocó el accidente a la cárcel municipal.

Pero el que ya ni la ‘chifla’ fue un taxista del sindicato Andrés Quintana Roo que llegó primero al accidente, pues ante la confusión que provocaron las maniobras de rescate, resulta que robó el teléfono celular de uno de los lesionados y con el botín en su garras abandonó la escena sin importarle que estaba sonando. Si eso le hacen a sus colegas que podemos esperar los clientes.

kiwi
Por pesadito se le fue

federales
Ni ser ‘Federico’ lo salvo

Cerrar