Sonaron las láminas

hace 8 meses
Isidoro González conducía su Volkswagen Clásico un poco distraído, por lo que al llegar al cruce de Kabah con Cancún, en la supermanzana 58, no conservó su distancia de seguridad y chocó contra la retaguardia del Monza de Adriana Martínez Barragán.

Isidoro González conducía su Volkswagen Clásico un poco distraído, por lo que al llegar al cruce de Kabah con Cancún, en la supermanzana 58, no conservó su distancia de seguridad y chocó contra la retaguardia del Monza de Adriana Martínez Barragán.

Orville Peralta / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Nadie sabe en qué diablos pensaba un paisano que circulaba por calles de la supermanzana 58 y por no poner atención al volante la regó y gacho al chocar su nave contra el auto de una damita, ayer a las 7:00 de la mañana.

El incidente ocurrió en el cruce de la avenida Kabah con Cancún, muy cerca de la concurrida plaza Village; ahí testigos juraron por el ‘osito panadero’ que Isidoro González, de 53 años, estaba tragando rebanadas de aire a bordo de su Volkswagen Clásico gris, laminitas UTJ-159-B, cuando de pronto ¡pum!, chocó.

La de la mala suerte fue Adriana Martínez Barragán, de 25 años, quién ya no llegó temprano a su chamba, pues el llegue fue en la mera ‘coliflor’ de su Chevrolet Monza gris, engomado URC-944-A.

De esto se enteraron elementos de Tránsito, los cuales de balazo llegaron hasta el lugar y al ver el percance entendieron que Isidoro era el responsable, pues al parecer le valió tres kilos de pepino guardar su distancia de seguridad y por eso se embarró.

Ambas partes trataron de llegar a un acuerdo, pero como llegó el oficial de Tránsito en turno mejor pasaron la bolita al uniformado a fin de que determinara la responsabilidad correspondiente.