Se extinguió su vida en la 220

hace 2 semanas
Tres certeras balas ocasionaron la muerte del hombre, quien poco pudo hacer para escapar de sus verdugos.

Tres certeras balas ocasionaron la muerte del hombre, quien poco pudo hacer para escapar de sus verdugos.

R. Cruz / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Pistoleros a bordo de un caballito a gasolina le dieron matarile a un paisano ayer por la noche en la supermanzana 220, tras propinarle al menos tres plomazos en su ‘cuerpawer’.

El violento ‘chou’ pasó justo cuando el relojito cucú marcaba las 7:00, en ese preciso momento dos ‘caones’ montados en un corcel de ‘plastilata’ interceptaron a un vato que caminaba sobre la calle 12, y a la altura de la manzana 38 le dispararon en al menos tres ocasiones, según las lenguas viperinas.

El individuo trató de correr para salvar el pellejo, pero ni tiempo le dio y cayó al suelo bien ‘pelas’, fue valorado por ‘curitos’ de la Cruz Roja, quienes nomás confirmaron que el chavo ya estaba sentado junto con San Pedro.

Los ‘matutes’ llegaron al sitio para acordonar el área, y al poco tiempo se presentaron los ‘ministeriosos’ para iniciar con las investigaciones; personal de Servicios Periciales arribó para procesar la escena del crimen, realizar el levantamiento del cadáver y su traslado al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.