Salvados de recibir plomo

hace 2 meses
Dos paisanos burlaron a la muerte, ya que al salir del bar Capri, un sujeto a bordo de una moto intentó dispararles en cuatro ocasiones.

Dos paisanos burlaron a la muerte la madrugada de ayer cuando salían del bar Capri, cuando un sujeto a bordo de una moto intentó dispararles en cuatro ocasiones pero el arma se encasquilló, momento que aprovecharon para escapar.

R. D. / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Quién sabe a qué santo le rezaron dos paisanos que estuvieron a punto de ser asesinados ayer por un emisario de la muerte que los interceptó al salir del bar Capri e intentó ‘darles piso’; sin embargo, el arma se trabó y no pudo accionarla hasta que sus víctimas ya se habían pelado y realizó tres detonaciones.

Todo el ‘chou’ empezó a eso de las 3:14 de la madrugada, cuando los ‘chupertos’ que salían del mencionado tugurio, ubicado en la calle 10 de la supermanzana 64, se dieron ‘color’ cuando llegaron dos maloras a bordo de una motocicleta tipo Cross, y se aproximaron a dos paisanos que estaban afuera del bar.

El ‘pex’ fue cuando el hombre que viajaba en la parte trasera de la ‘motoburra’ sacó una fusca en color plateado y encañonó a ambos sujetos, pero al tratar de dispararles en cuatro ocasiones nomás no salieron las balas y los cartuchos sin percutir quedaron sobre el pavimento.

Esta situación salvó la vida de los dos hombres, quienes escaparon corriendo; para cuando el sicario pudo destrabar el arma, y tal vez por pura frustración, realizó tres disparos contra la fachada del antro, sin herir a nadie.

Al lugar de los hechos arribaron policías de todas las razas y elementos de la Secretaría de Marina, así como los infaltables ‘levanta casquillos’ de Servicios Periciales.

Lesionado
No podría faltar… el plomeado del día (Galería)

Sangrienta machetiza (Galería)

Cerrar