Rosa Méndez falleció debido a las lesiones que sufrió tras lanzarse al vacío, cuando ladrones armados se metieron a las oficinas Tuz, en el fraccionamiento Santa Fe.

Redacción / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Con todita la ‘feis’ rota terminó una damisela, quien según contaron las lenguas viperinas se aventó de un segundo nivel, luego de que un par de amantes de lo ajeno con fusca en mano se metieron a unas supuestas oficinas ubicadas en Santa Fe, por lo que ante el temor de recibir un balazo, la damita se tiró hacia la calle.

Poquito después de las 9:00 de la mañana de ayer, Rosa Méndez Quiroz, de 30 años, estaba chambeando en las oficinas de nombre Tuz, ubicadas en la supermanzana 523, sobre la calle Esmeralda con prolongación La Luna, cuando cayeron dos ratones de dos patas con pistola en mano, presuntamente para apañar todo a su paso.

Sin embargo, Rosita se espantó tanto que se le hizo fácil aventarse de un segundo nivel hacia la calle, con la finalidad de escapar de los malandros, pero aterrizó con la mera ‘jeta’, provocándose graves golpes que más tarde le darían pase directo al más allá para saludar en persona a San Pedro.

Luego de que los delincuentes corrieron de la zona, sin confirmarse si lograron llevarse su botín, un grupo de matutes inició una persecución por los alrededores de Santa Fe, pero ya nadie confirmó si se logró la captura de los malhechores.

TE PUEDE INTERESAR: SE AVENTÓ DE 2DO PISO EN CANCÚN Y MURIÓ; ERA ASALTADA Y ENTRÓ EN…

Paramédicos de la empresa Heart llegaron al sitio del ‘chou’ para valorar a la damisela, quien estaba inconsciente y con un tremendo ‘chuchuluco’ en la ‘chompeta’, por lo que de volada la treparon a la ‘chillona’ para llevarla al hospital del IMSS de especialidades en la supermanzana 510, ya que era el más cercano y las heridas eran de gravedad.

Los matasanos hicieron todo lo posible para espantarle a la huesuda, pero luego de un ratón vaquero, se confirmó que la damita había perdido la vida por la fractura craneoencefálica que se provocó al lanzarse del segundo nivel.

Todo este rollo quedó en manos de los agentes de la ‘poliministerial’, quienes acudieron primero al nosocomio para recabar información, pero después se trasladaron hacia las oficinas Tuz, donde continuaron las diligencias de investigación.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí