Subieron 4 jóvenes en el taxi, pero sólo bajaron 3, el otro era su amigo fallecido.

Redacción/ De Peso
CANCÚN.- La siguiente historia nos la hizo llegar un taxista local vía WhatsApp a De Peso y es tan tenebrosa que merece contarse.

Todo ocurrió en marzo de 2018, un viernes por la noche, él pasaba vacío sobre avenida López Portillo y justo frente a la entrada de la 103 le hicieron la parada cuatro sujetos, comentó que no había tenido una buena noche en cuanto a servicios y decidió arriesgarse a subirlos y dejar de lado su miedo a un asalto.

Los jóvenes se veían “niños bien” así que confió y les preguntó a dónde los llevaría, ellos dijeron que acudían a una fiesta en la entrada de ‘El Milagro’, él taxista les indicó que por cuestiones de seguridad no ingresaría al asentamiento irregular y que los dejaría sobre la Portillo, ello dijeron que no había problema, que ahí estaba perfecto.

Al llegar al lugar el señor se detuvo y se bajaron del auto tres sujetos, el que viajaba adelante y dos más de la parte trasera, pero faltaba un cuatro hombre.

Los jóvenes pagaron y el señor volteó al asiento trasero para decirle al cuarto chavo que se bajara, pero al voltear no había nadie, el taxista les dijo a los jóvenes que cuántos eran cuando los levantó y ellos dijeron que sólo tres.

El taxista tembloroso les dijo que en la 103 subieron 4 personas, tres atrás y uno adelante y los jóvenes se rieron diciéndole al señor que era la segunda vez que les pasaba eso, pero que estuviera tranquilo, que no era nadie macabro, sino su amigo de toda la vida que había muerto en un accidente en diciembre de 2017.

El señor les dijo “me están chamaqueando” y los jóvenes le dijeron que no, que un mes atrás (febrero de 2018) también acudían a una fiesta y pasó exactamente lo mismo con otro taxista, y que ellos sabían que su amigo los cuidaba y que siempre sería su ángel.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí