Un vato que realizaba una instalación eléctrica en un changarro de comida de la supermanzana 310 juntó unos cables, que hicieron cortocircuito.
Un vato que realizaba una instalación eléctrica en un changarro de comida de la supermanzana 310 juntó unos cables, que hicieron cortocircuito. [Foto: Luis Hernández]

Luis Hernández / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Por poco y un paisano termina con los cueros achicharrados, pues ayer cuando hacía reparación en una instalación eléctrica, juntó unos cables que hicieron cortocircuito.

Ayer a las 9:00 de la mañana, los vulcanos, ‘curitos’ y ‘polipanzones’ las movieron a la supermanzana 310, a un costado del Autódromo, donde un vato reparaba una instalación de luz y al juntar cables hicieron cortocircuito.

Sus ‘cuadernos de doble raya’ se ‘paniquearon’ al ver el chispazo y llamaron a los ‘cuerpawers’ de emergencias, quienes nada más revisaron el lugar y se retiraron, pues el chavo que hacía la talacha no sufrió ninguna lesión, más que el susto.

Los vulcanos le recomendaron tener cuidado y no estarle jugando al be… renjenas, pues de lo contrario alguien sí podría salir chamuscado.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí