Tras revisar a la pequeña, los ‘curitos’ le dijeron a la madre de nombre que la niña había muerto. [Foto: Pixabay]

Redacción / De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Una bebé de dos meses de nacida murió asfixiada ayer por la mañana, aparentemente producto de un accidente, pues fue aplastada por su propia madre cuando dormían, en la supermanzana 234.

El lamentable hecho ocurrió a las 6:45 de la mañana de ayer, en un domicilio ubicado en la supermanzana mencionada.

La madre de la pequeña, una joven de 19 años, fue quien reportó los hechos al 911, ya que al despertar vio que su bebé no se movía.

Policías Municipales llegaron a la dirección e inmediatamente solicitaron una ambulancia de la Cruz Roja; sin embargo, la respuesta de los socorristas fue trágica, pues la pequeña ya había muerto y los gritos de lamento de la mujer no se hicieron esperar ante la noticia.

Después llegó la Policía Ministerial, para iniciar las primeras investigaciones, también arribó personal de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado, quienes se hicieron cargo del levantamiento del cadáver, el cual fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo).

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí