No supo lo que ‘ha-Ciaz’

hace 1 semana
Chqoue

En el pecado llevó la penitencia un ebrio conductor que le dio su llegue a un Suzuki Ciaz nuevecito, pues a pesar de que el afectado no reclamó daños, el beodo se puso flamenco y exigió la presencia de Tránsito, pero llegó el ‘trancho’ más ‘mordelón’, quien se la dejó ir.

Robén Cruz/De Peso

CANCÚN, Q. Roo.- Daños materiales mínimos dejó un choque por alcance entre dos automóviles particulares, cuyo ‘chofis’ jamás lograron ponerse de acuerdo, por lo que solicitaron la presencia del perito de Tránsito pero les tocó el ‘pior’ de todos, así que ambos chafiretes fueron remitidos a la oficina de ‘trancholandia’.

Todo el ‘chou’ ocurrió ayer a las 2:45 de la madrugada, cuando el conductor de un Suzuki Ciaz rojo, estacionado sobre la avenida Lak’in, a la altura del fraccionamiento Tierra Maya, fue impactado por alcance por el guiador de la camioneta Nissan X-Trail negra, engomado UTZ-023-D.

A pesar de que el conductor perjudicado no estaba reclamando los daños ocasionados a su nave, el ‘chofi’ responsable se puso sus moños porque traía impregnada la carísima fragancia de la ‘chela’ e insistió en llamar al perito de Tránsito.

Pero en el pecado llevó la penitencia, pues directo de ‘trancholandia’ le mandaron al más ‘mordelón’, quien al notarle el aroma a cebada fermentada -a pesar de que ya su ajustador de seguros estaba ahí para pagar los daños- ordenó que ambos conductores fueran remitidos a sus oficinas, dizque para “llegar a un acuerdo”.

Recale
Hallaron un ‘tesorito’

Amparo
Revocan amparo de Borge

Cerrar